La Comunidad admite un 'agujero' de 1.000 millones para justificar futuros recortes

Esperanza Aguirre, durante la inauguración, este martes, de un congreso farmacéutico. Allí, Aguirre señaló que la Comunidad redujo un 3% el gasto farmacéutico regional en 2011, hasta situarlo en 1.9 millones de euros.
Esperanza Aguirre, durante la inauguración, este martes, de un congreso farmacéutico. Allí, Aguirre señaló que la Comunidad redujo un 3% el gasto farmacéutico regional en 2011, hasta situarlo en 1.9 millones de euros.
Comunidad de Madrid

El Gobierno de Esperanza Aguirre avisa de la llegada de nuevos recortes y comienza a preparar el terreno para ello. Este martes, el consejero de Economía, Percival Manglano, admitió que la Comunidad de Madrid tiene un 'agujero' presupuestario que cifró en alrededor de 1.000 millones de euros, lo que obligará, según confesó, a revisar los objetivos de déficit y a acometer en nuevo ajuste en los servicios que se prestan a los madrileños.

El origen de este desfase, según explicó Manglano al finalizar un acto público, se debe a la caída de la recaudación por impuestos en la Comunidad en 2011, pero también a que el Gobierno de Mariano Rajoy está retrasando la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que las autonomías trabajan con cifras estimadas.

"Los ingresos a raíz del cambio de tendencia económica y de la entrada de la economía española en una nueva recesión, que ya se empezó a notar en el último trimestre del año pasado, han supuesto una caída para la Comunidad de Madrid de 1.000 millones de euros", recalcó Manglano.

Las cifras que envió al Ministerio de Hacienda y que situaban el déficit en el 1,13% del Producto Interior Bruto regional, confesó, eran "provisionales". Cumplir ahora con el máximo del 1,5% impuesto por el Gobierno de Mariano Rajoy a las autonomías ya no es seguro, por tanto.

El objetivo ahora, en un contexto donde ninguna autonomía cumple, ya no es ser los únicos que están dentro de la estabilidad presupuestaria, sino tener las cuentas "lo más controladas posibles" y "tender siempre", que no alcanzar, el déficit cero. Ello obligará, según Manglano, a hacer nuevos sacrificios: "Hay margen para reducir los gastos y aumentar los ingresos".

¿Dónde se recortará?

Aunque Esperanza Aguirre ya había advertido de que buscaba nuevas fórmulas para ahorrar (pagar por usar las carreteras, reducir la justicia gratuita, aumentar las tasas y precios públicos, subir las matrículas de la universidad, reducir la subvención al transporte público), hasta ahora no había cifrado el volumen del posible 'tijeretazo'. Privatizar Telemadrid o aumentar los ingresos por publicidad en el metro también son herramientas en la agenda del PP.

Este martes, su consejero de Economía insistió en que la austeridad es el camino. Según recogió la agencia Europa Press, Manglano apuntó, por ejemplo, a la educación superior. "En toda educación que no sea básica, como la universitaria, hay margen para reducir gastos, como los máster. También habría que hacer un análisis de las tasas universitarias, vinculando la subvención a la renta".

Como Aguirre -que fue pionera en proponer al PP el hecho de que las personas con más renta paguen más por los medicamentos-, Manglano rechazó el copago sanitario. Sin embargo, sí llamó a revisar el Estado del Bienestar. "Tiene que haber una Sanidad y una educación pública, pero la cuestión es precisamente cómo lo preservamos. El Estado del Bienestar a medio plazo va a ser viable en tanto que haya una reactivación económica", recalcó.

Su jefa de filas, que este martes asistió a la apertura de un congreso farmacéutico, ya había señalado que, salvo las prestaciones sanitarias y educativas básicas y obligatorias, todos los servicios eran susceptibles de sufrir ajustes.

El aviso de lo que está por venir no fue lanzado únicamente por Manglano. A él se sumaron el vicepresidente regional, Ignacio González, y el portavoz del PP en la Asamblea, Íñigo Henríquez de Luna.

Facturas y fondo de contingencia

Estos encontraron respuesta en la oposición. Tomás Gómez, portavoz del PSM, denunció este martes que el Gobierno de Aguirre tiene "facturas ocultas" en materia farmacéutica por más de 750 millones; más de 100 millones de déficit oculto en materia de subvenciones y deudas con empresas; y más de 300 millones de deuda oculta con las empresas privadas gestoras de la Sanidad.

Por IU, Gregorio Gordo criticó que Aguirre "se jacte" de haber rebajado los impuestos por importe de 19.000 millones en los últimos años -que solo afectan, aseguró, a las rentas más altas, como las desgravaciones padres por el uniforme escolar, las matrículas o las clases extraescolares de sus hijos- o de tener un fondo de contingencia de 2.500 millones mientras los servicios públicos padecen las consecuencias.

El portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha anunciado que pedirá la comparecencia de Manglano en pleno o en comisión para que "cuanto antes" explique el balance económico del Ejecutivo, que no es, recalcó, "un agujerito de 100 ó 200 millones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento