Toulouse se suma a la larga lista de ciudades europeas que han sufrido un violento tiroteo

Policías inspeccionan un coche aparcado junto al cadáver de una de las víctimas del tiroteo en el comercial de Alphen aan den Rijn.
Policías inspeccionan un coche aparcado junto al cadáver de una de las víctimas del tiroteo en el comercial de Alphen aan den Rijn.
KOEN VAN WEEL/ EFE

El tiroteo de este lunes frente a una escuela judía en la ciudad de Toulouse, que se ha saldado con al menos cuatro muertos, se suma a una larga lista de violentos incidentes que han tenido lugar en todo el continente europeo, y especialmente en Francia, que en el último mes ha sufrido tres ataques que podrían haber sido cometidos por el mismo sospechoso.

Montauban (Francia)

El pasado 15 de marzo, dos militares franceses murieron abatidos por disparos mientras retiraban dinero de un cajero automático en el municipio de Montauban, Francia. El incidente ocurrió cerca del cuartel del 17º Regimiento de Ingenieros Paracaidistas, al que pertenecían las víctimas. Las primeras investigaciones apuntan a que el autor habría sido la misma persona que en el caso de la escuela judía de Toulouse. Los detalles que se conocen es que se trataría de un individuo que circula en una moto con el casco puesto y la visera bajada para evitar ser reconocido.

Toulouse (Francia)

El autor de disparos tanto frente a la escuela judía como en el asesinato de los dos militares podría ser el mismo que cuatro días antes, el domingo 11, asesinó a otro soldado en Toulouse. Las balas habrían sido disparadas por la misma pistola, con munición del calibre 11.43 milímetros, que coincidiría en los tres casos.

Oslo (Noruega)

El tiroteo más sangriento de la historia de Noruega tuvo lugar en la capital del país el 22 de julio de 2011. Anders Behring Breivik, un empresario noruego de 32 años, asesinó a 77 personas, 69 de ellas con una pistola y un rifle en la isla de Utoya, donde Breivik estuvo más de una hora disparando contra todo aquél que se que se cruzaba en su camino.

Lieja (Bélgica)

El 13 de diciembre de 2011, un ataque con armas de fuego y artefactos explosivos en el centro de la ciudad belga de Lieja dejó cinco muertos y 123 heridos. El autor del ataque fue identificado como Nordine Amrani, quien se pegó un tiro en la cabeza tras lanzar varios artefactos explosivos en la céntrica plaza Saint Lambert y abrir fuego contra los viandantes con un fusil kalashnikov. Amrani, de 32 años de edad, tenía antecedentes penales por posesión de armas y droga.

Cumbria (Reino Unido)

Derrick Bird, un taxista de 52 años,mató a 12 personas e hirió a otras 25 en West Cumbria (norte de Ingalterra) antes de acabar con su vida el 2 de junio de 2010. Una discusión con otros taxistas pudo haber desencadenado la masacre. Durante tres horas, Bird viajó por varias poblaciones de la zona, matando a su hermano gemelo, David, al abogado de su familia y a otra decena de personas que se cruzaron por su camino. El taxista se quitó la vida en un bosque con la escopeta que llevaba tras estrellar su coche.

Olot (España)

Pere Puig, un albañil de 57 años, disparó con un rifle a cuatro personas en el bar La cuina de l'Anna y en la oficina de la Caja de Ahorros del Mediterráneo de la localidad de Olot (Girona) el 15 de diciembre de 2010. Puig, que justificó sus crímenes por los problemas económicos que atravesaba, mató sin mediar palabra a Joan y Ángel Tubert, los constructores que le habían despedido, en la cafetería, y tiroteó a dos trabajadores de la entidad bancaria con los que había intentado negociar el día anterior el cobro de un cheque que no tenía fondos.

Winnenden (Alemania)

El 11 de marzo de 2009, Tim K., de 17 años, irrumpió armado y enfundado en un traje paramilitar negro en la escuela Albertville, situada en la ciudad Winnenden, en el sur de Alemania y mató a tiros a 12 personas, entre ellos varios estudiantes. Después, disparó una persona en un centro psiquiátrico cercano, huyó a pie hacia el centro de Winnenden y finalmente fue abatido en un tiroteo con la policía, donde murieron otras dos personas. En total, fueron 16 los fallecidos, incluido el autor del crimen.

Alphen ann den Rijn (Holanda)

Tristan van der Vlis, un hombre de 24 años, asesinó a seis personascon una metralleta en un centro comercial de la ciudad holandesa de Alphen ann den Rijn. El tiroteo tuvo lugar pasado el mediodía en la entrada principal del edificio, conocido como Ridderhof, una zona que se encontraba muy concurrida a esas horas. Posteriormente, Van der Vils se disparó un tiro en la cabeza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento