Interior prohíbe a los presos de ETA y del GRAPO firmar en las cartas como "presos políticos"

  • Los presos suelen incluir esta expresión junto a su nombre en el remite.
  • La intervención administrativa de cartas afecta a los presos de ETA, los GRAPO, terroristas islamistas y también a capos del crimen organizado.
Una imagen de archivo que muestra el interior de una cárcel.
Una imagen de archivo que muestra el interior de una cárcel.
ARCHIVO

Los presos que cumplen condena en España por delitos relacionados con el terrorismo tienen prohibido firmar con la expresión de "preso político" las cartas personales que envían al exterior. Los funcionarios que controlan las comunicaciones de los internos devuelven las misivas cuando detectan esta expresión para que sea eliminada o modificada si quieren que llegue a su destinatario, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

El caso más común es que los presos incluyan esta expresión junto a su nombre en el remite de los sobres que envían al exterior, aunque los funcionarios tienen la potestad de leer también el contenido íntegro de las cartas que escriben los presos condenados por delitos relacionados con el terrorismo.

En las cárceles existen dos tipos de intervenciones: la judicial, que la ordena un juez y no es comunicada al preso y la que afecta a los presos terroristas, que se trata de una intervención administrativa, según han precisado las mismas fuentes consultadas. En este caso, los reclusos son informados de que la prisión va a intervenir tanto sus cartas como las visitas que reciben en el centro penitenciario.

La intervención administrativa afecta a los presos de ETA, los GRAPO, terroristas islamistas y también a algunos capos del crimen organizado. En caso de que un preso consideré vulnerados sus derechos tiene la posibilidad de recurrir ante el juez de Vigilancia Penitenciaria, si bien son pocos los casos en los que estos recursos son admitidos, sobre todo a raíz de que se crease la figura del juez Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, a partir del cuál se unificó el criterio a este respecto.

Esta circunstancia ya ha generado las quejas entre algunos presos terroristas."Recientemente me impusieron una nueva prohibición, una más: a partir de ahora no puedo escribir en los sobres de mis cartas la firma "preso político", ni tampoco dibujar ninguna estrella roja, tal y como venía haciendo hasta ahora. De lo contrario, dichas cartas serán retenidas", denunciaba el pasado mes de diciembre el preso de los GRAPO David Garaboa Bonillo, quien cumple condena en la cárcel de Villena (Alicante).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento