Tres niños y un adulto mueren en un tiroteo frente a una escuela judía en Toulouse

  • Los fallecidos son tres alumnos y uno de sus profesores.
  • La policía busca al autor, un motorista que podría ser el mismo que asesinó la semana pasada a un militar en Toulouse y otros dos en Montauban.
  • La munición utilizada coincidiría en los tres casos.
  • Nicolas Sarkozy ha calificado los hechos de "tragedia nacional", asegura que encontrarán al asesino y que no cederán "ante el terror".
Policías en la puerta de la escuela judía de Toulouse.
Policías en la puerta de la escuela judía de Toulouse.
GTRES

Tres niños y un adulto fallecieron este lunes tras un tiroteo frente a un privado colegio y sinagoga judía situado en la ciudad francesa de Toulouse, al sur del país, según informó el fiscal de la República, Michel Valet. También hay varios heridos de distinta gravedad.

El centro educativo y religioso es el Liceo Ozar Hatorah, situado en el número 33 de la calle Jules Dalou, en una zona residencial del barrio de Bonnefoy, en la zona noreste de la ciudad.

El ataque, según fuentes policiales, se produjo sobre las 8.00 horas de este lunes, cuando un pistolero desconocido disparó varias veces contra un grupo de personas que se encontraba a las puertas del centro. Tras descargar su arma, huyó del lugar de los hechos en un ciclomotor, según testigos citados por las agencias AFP y Reuters.

Los fallecidos son un profesor de religión de 30 años, sus hijos de 3 y 6 años y una niña de 8, según ha informado un portavoz del Ministerio de Interior francés. El fiscal de Toulouse Michel Valet indica, por su parte, que la niña tenía 10 años y no 8, como dice Interior.

Refuerzo de la vigilancia

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó desde la escuela judía que fue tiroteada hoy en Toulouse, suceso en el que murieron cuatro personas, tres de ellos niños, que Francia no cederá al terror y que "el odio no puede ganar".

"No debemos ceder ante el terror", subrayó en la escuela Sarkozy, quien resaltó "que la República es mucho más fuerte" que el odio y calificó los hechos de "tragedia nacional". Sarkozy insistió en que se encontrará al asesino y pidió confianza en las autoridades.

El presidente francés, que anunció que este martes se guardará un minuto de silencio en todas las escuelas del país, hizo hincapié en que "este asesinato no afecta sólo a la comunidad judía. Toda la comunidad nacional está conmocionada". Además, la Unión de Estudiantes Judíos de Francia convocó una marcha silenciosa entre las plazas de la República y de la Bastilla de París a las 20.30 horas para rendir homenaje "a las víctimas del atentado antisemita de Toulouse". Dicho acto cuenta también con el apoyo del Movimiento contra el Racismo y por la Amistad de los Pueblos (MRAP).

El ministro de Interior francés, Claude Guéant, ha ordenado "reforzar la vigilancia" en torno a las escuelas judías francesas después del ataque, especialmente en las situadas en el suroeste del país.

El Gran Rabino de Francia, Gilles Bernheim, declaró su consternación por el incidente: "Estoy horrorizado por lo ocurrido esta mañana en Toulouse a la escuela judía". "Estamos siguiendo con consternación las informaciones que llegan y contamos con que las autoridades legales de Francia descifren este crimen y descubran lo que pasó en este acto criminal y lleven a los responsables ante la justicia", afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores de Israel, Lior Ben Dor.

"Una tragedia nacional"

Las autoridades francesas tratan de averiguar si el ataque tiene relación con los dos tiroteos registrados en las últimas semanas en la zona sur de Francia.

El jueves 15 de marzo, dos militares franceses murieron abatidos por disparos mientras retiraban dinero de un cajero automático en el municipio de Montauban. El incidente ocurrió cerca del cuartel del 17º Regimiento de Ingenieros Paracaidistas, al que pertenecían las víctimas. Las primeras investigaciones apuntaron a que el autor habría sido una persona que circulaba en una moto con el casco puesto y la visera bajada.

El autor de los disparos sería, según la investigación, el mismo que cuatro días antes, el domingo 11, asesinó a otro soldado en Toulouse. Las balas habrían sido disparadas por la misma pistola. Esta munición, del calibre 11,43, coincidiría con la utilizada este lunes en el ataque al colegio judío.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento