Por eso, siguiendo la indicación por carta del delegado municipal de Economía y Hacienda, Alberto Lafuente, tras la aprobación de las ordenanzas, han domiciliado los recibos antes del 31 de diciembre de 2004.

Sólo quienes abonen el recibo a través del banco podrán acogerse al pago en dos plazos (el 30 de abril y el 30 de septiembre). El resto pagará el importe íntegro, entre el 1 de marzo y el 30 de abril. De poco sirvieron las quejas de los juristas, que cuestionaron la legalidad de esta medida, ya que discrimina a los que no dan un número de cuenta para agilizar el cobro.

Al incremento aprobado por el Consistorio en el IBI se sumará un 2% adicional por la actualización que hace el Estado. Más de 192 millones Los zaragozanos pagarán por el IBI, agua, basuras, impuesto de circulación y multas 194 millones de euros, un 22% más que el año pasado y tres veces más que la inversión real que hará el Consistorio en los distritos.

 Las únicas que podrán suavizar el aumento son las familias numerosas (tienen diez euros de descuento a partir del tercer hijo, hasta la mitad del importe total de la factura) y los propietarios de las viviendas protegidas (pagan la mitad durante los tres primeros años), siempre que pidan al Ayuntamiento que les apliquen las reducciones tributarias.

 El resto de los ciudadanos pagarán por un piso de 90 metros cuadrados de 45 a 235 euros, según la categoría fiscal de la calle donde está ubicado su inmueble.