Bill Gates, dueño de Microsoft, admitió recientemente que veía películas pirateadas en Internet, tras confesar en una entrevista publicada en el Wall Street Journal que habitualmente veía los videos de YouTube.

Durante la entrevista se le preguntó sobre YouTube y sobre si veía "conferencias de física" o "partidos de los Harlem Globetrotters" en este portal, a lo que respondió afirmativamente y apostillando que "estos sitios sociales conectados a la Red le llevan a uno a sitios locos".

Acto seguido, se le sugirió que estos contenidos una vez descargados podían considerarse como "robados", a lo que Bill Gates respondió que "robado es una palabra fuerte" aunque volviendo sobre sus palabras aclaró que "se trataba de material con copyright" y por lo tanto sí que podría hablarse de "robado".