Rubén Pozo
El músico Rubén Pozo, con pitillo en mano, promociona su álbum 'Lo que más'. Sony

Durante una década ha sido la mitad de la exitosa banda Pereza. Ahora, Rubén Pozo vuela en solitario con un disco titulado Lo que más. Doce temas desnudos que exploran los terrenos más cálidos del rock canalla.

Solo ante el peligro. ¿Qué siente, más emoción o vértigo?
Ambas cosas, pero 'me pone' que sea así. Ser la única cara del proyecto te llena de responsabilidad y, a la vez, te hace crecer. Me está viniendo muy bien, todo es positivo. No echo de menos nada.

Entonces, ¿nos despedimos de Pereza?
No lo sé, eso el tiempo lo dirá.

¿Le costó mucho componer 'Lo que más', o fue un parto sin dolor?
He estado componiendo durante los dos últimos años. Tenía más canciones pero hice una selección. Me quedé con las que me parecían más emocionantes y encajaban mejor en la confección del álbum. Luego estuve un tiempo dándole vueltas al orden de los temas. Sin ser un álbum conceptual, el orden es importante porque te va llevando por un cierto viaje sonoro. Ya sé que estamos en la era en la que gente se descarga canciones sueltas, pero yo sigo escuchando los discos enteros.

La gente ahora se descarga temas sueltos; yo sigo escuchando CD enteros ¿Todavía no ha entrado en la era Spotify?
Sí, soy superSpotify y escucho música en el ordenador. Es una maravilla que una plataforma permita escuchar a cientos de grupos… excepto a los Beatles, Bob Dylan, AC/DC y alguno más que no se ha querido unir.

¿Los músicos ganan algo con esas plataformas?
Llega una migajita. En cuanto a liquidez, hay lagunas, esa es la verdad. No sé si tiene que ser así, dicen algunos que a cambio te aporta otras cosas, no sé cuál es la solución.

Ya sabe que le van a medir con Leiva, su compañero de Pereza. ¿Las comparaciones son odiosas?
Me he vacunado. Al lanzar el disco poco después de que él lo hiciera ya sabía la que se venía encima en plan rollo de patio de colegio. Pero si mi álbum estaba listo, ¿qué iba a hacer, esperar seis meses para espaciarlo del de él? No se trata de ver quién gana, esto no es una carrera de los cien metros lisos y hay espacio para todos. Lo bonito de la música está sobre todo eso. Y si se trata de competir, no solo compito con Leiva, sino con U2, Extremoduro y con todos. Lo curioso es que me preguntan por Leiva más ahora que cuando estaba con él. Es como cuando dejas una pareja y no hacen más que hablarte de esa persona. Pero contesto con alegría.

Da la impresión de que sus letras son muy personales, muy sinceras. ¿Ha sentido después pudor al escucharlas?
No. Pero eso me parece un piropo. Es lo que pretendía al escribir. Pero pudor, no, me he ido quitado los pudores con los años.

De Spotify a los músicos nos llega una migajita ¿Qué tema le ha quedado más redondo?
Me gusta mucho Chavalita. Y Ozono, en el que participa Sara Íñiguez, cantante del grupo La Rubia. Y el tema Pegatina. Yel que da nombre el álbum, Lo que más... ¡Si sigo digo el disco entero! Soy un padre orgulloso y creo que la criatura me ha quedado muy guapa. Es el disco que realmente he hecho a mi manera, como quería y con quien quería. Y el que suena de la forma más cercana a como concibo las canciones en mi cabeza.

Algunos profesionales del sector dicen que España vive de espalda a la música. ¿Usted qué opina?
Muchos empresarios se quejan de que las ayudas del Estado van a parar en su mayoría al cine y muy pocas a la música. Pero no estoy seguro que esto debiera ser de otra manera: si un grupo punk fuera subvencionado por la Administración, dejaría de ser punk ¿no? Lo normal es que, al principio, nadie te haga ni caso, que seas un desconocido en el planeta Tierra y que tengas que pelearte con todo el mundo. Aunque sí estaría bien que se apoyara la creación de locales de concierto y de salas de ensayo en los barrios y que fueran baratas. En cuanto al día a día, en mi círculo de amigos la música está siempre presente en las conversaciones.

¿Algún álbum que haya descubierto últimamente?
El último disco que he escuchado y que me ha gustado de 'pe a pa' es Material defectuoso de Extremoduro. Me gustaban sus primeros álbumes pero luego les perdí la pista. Me lo compré de coña. Me encantó. Extremoduro es una demostración de que un artista tiene que hacer lo que cree y lo que le apetece. ¿Por qué tienen que durar los temas 2 minutos y medio si ellos piensan que tienen que ser ocho para concentrar toda la emoción? ¿Y por qué un artista tiene hacer promoción si no le apetece? Si un día me da por hacer una ópera rock, la haré, ya me buscaré yo quien me puede ayudar. Hay que ser osado, no hay que plegarse a convenciones. Ni en la música ni en nada.

  • Rubén Pozo presentará un adelanto de sus temas el día 21 en el Fnac Arenas de Barcelona y el día 22 en el Fnac de Callao. A continuación comenzará una gira que le llevará primero por Logroño (19 abril) y luego continuará por una decena de ciudades españolas.

Biografía

Nació en 1975 en Barcelona, pero se crió en el barrio madrileño de Alameda de Osuna. En la segunda mitad de los 90 formó la banda Buenas Noches Rose, con la que grabó tres CD.  Tras su disolución, montó Pereza junto a José Miguel Conejo (alias 'Leiva'). El proyecto dio a luz cinco álbumes de estudio y adquirió una gran popularidad. Ahora debuta en solitario.