Apura la noche que San Juan está aquí

Coincide aproximadamente con el solsticio de verano y a lo largo y ancho del mundo, la noche del 23 de junio se convierte en la más mágica del año.
El miedo a que el sol decreciera y no volviese a lucir nunca más es el origen de todas las tradiciones propias de la noche de San Juan que se celebra cada 23 de junio.Coincide aproximadamente con el solsticio de verano, el 21 de junio, el día en que el sol alcanza su punto de mayor verticalidad y empieza a declinar. Por este motivo, el fuego y la luz se alzan como protagonistas de la noche en forma de hogueras.

A partir de las creencias paganas, se han ido generando tradiciones con el fin de alejar todos los males, purificar el ambiente y atraer los buenos augurios.

Para ello, las hogueras se encienden en las playas, la gente baila al son de la música y salta por encima de las llamas a medianoche.

En Galicia, la fiesta de San Juan adquiere relevancia, pues, como tierra de meigas, no faltan las supersticiones. Lavarse la cara con el agua en la que han estado remojándose toda la noche las hierbas aromáticas recogidas ese día, saltar siete olas en una playa, comer sardinas y pasar la noche junto al fuego son algunas de las costumbres de esta celebración popular.

Todo con el fin de cambiar de estación con la garantía de que, en verano, reine la armonía y la fiesta.

* San Juan comienza hoy al filo de la media noche, cuando se encienden todas las hogueras.

Fuego a gusto de todos

Hay para elegir. Los más jóvenes prefieren Panxón, rito de paso para cualquier adolescente. Un poco más creciditos se dan cita en Samil y las pequeñas playas adyacentes, con malabares y tambores. Y para los mayores, la mejor opción es bajarse a la plaza del barrio y estar, como se dice, en familia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento