Terraza en Ópera
Clientes en una terraza de la calle Santiago, en la zona de Ópera. Jorge París

La próxima declaración del centro de la capital como Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) ha puesto las espadas en alto.

Los locales de ocio demandan más presencia policial en las callesLos vecinos de barrios céntricos y los empresarios de locales de ocio están presionando, cada uno por su lado, para que el Ayuntamiento de Madrid incluya sus peticiones en la nueva normativa: los residentes exigen a Botella que cierre los bares una hora antes; mientras, los empresarios rechazan cualquier "castigo" a su sector y creen que la solución es desplegar más Policía contra el botellón, los lateros y los fumadores que arman bullicio ante sus locales.

El Ayuntamiento de Madrid prepara nuevas medidas para reducir el ruido en el centro. El contenido del plan será anunciado en breve, pero la alcaldesa ya adelantó que su objetivo es "hacer compatible el descanso de los vecinos del centro con el ocio nocturno".

Denegación de licencias

Ante este anuncio, los residentes de las Cavas-Costanillas, Chueca, Ópera-Austrias, Plaza Mayor y plaza Santa Ana se han constituido en una plataforma vecinal para reivindicar "soluciones de urgencia" contra el ruido. Sus principales propuestas tienen que ver con los bares: exigen el "adelanto en una hora del cierre nocturno de los locales y terrazas" (ahora clausuran, por norma general, a las 3.00 horas). También solicitan la "denegación de nuevas licencias" para que no abran más discotecas en estas zonas con "altísima saturación" de bares.

El tráfico y los camiones también influyen en el nivel de ruido en la zonaLos empresarios temen que la alcaldesa se decante del lado de los vecinos y opte por "limitar la actividad turística y de ocio". Por ello, este martes le recordaron que el ruido se genera por la "falta de actuación policial contra el botellón y los vendedores ambulantes de cerveza", por el "tráfico y los camiones de basura" y los clientes que salen a fumar.

Aunque los vecinos también son conscientes de que existen otros focos de ruido más allá de los bares: quieren que el Consistorio pida la "conformidad vecinal previa de las actividades musicales en calles", más control de carga y descarga nocturna y más multas contra el alboroto.

Aurrerá ya puso freno al alboroto

La declaración del centro como Zona de Protección Acústica se lleva ensayando desde 2010 en la zona de Aurrerá (Moncloa). En el área con mayores restricciones (calles Hilarión Eslava, Fernando el Católico y Meléndez Valdés) se limitó la apertura de nuevos locales de ocio, se adelantó el cierre en una hora y se impidió que los restaurantes se conviertan en discotecas. El Ayuntamiento creará en breve el "área sin ruido" en el distrito Centro y más adelante lo exportará a Azca (Tetuán).

Dinos qué ruidos te molestan más. Escríbenos a zona20@20minutos.es

Consulta aquí más noticias de Madrid.