Baltasar Garzón
Baltasar Garzón, en una fotografía de archivo. EFE

Baltasar Garzón solo deberá abonar la minuta del abogado del supuesto máximo responsable de la trama Gürtel, Francisco Correa, como consecuencia de su condena por ordenar las escuchas en esta causa, pero no las de su presunto "número dos", Pablo Crespo, ni la del letrado Ignacio Peláez.

Así lo ha aclarado este viernes el Tribunal Supremo, a petición del propio Garzón, después de que la sentencia notificada el pasado 9 de febrero en la que se le impuso la pena de once años de inhabilitación le condenara también "al pago de las costas procesales, incluidas las de las acusaciones particulares".

En un auto notificado este viernes, el alto tribunal explica que esa obligación se refiere solo a la acusación ejercida por Correa, que estuvo representado en el juicio por el abogado José Antonio Choclán, ya que fue la única que solicitó expresamente la condena de Garzón en costas.

Según el Supremo, Peláez hizo esta petición "de forma genérica", mientras que la acusación ejercida por el exsecretario de organización del PP gallego Pablo Crespo, representado por el abogado Pablo Rodríguez Mourullo, "guardó silencio sobre el particular".