Un día antes de la elección del secretario xeral del PSdeG que marcará el camino a seguir por los socialistas gallegos, al menos, hasta las próximas elecciones autonómicas, los equipos de ambos candidatos dan por hecho que lograrán apoyos suficientes para hacerse con las riendas del partido.

Si bien el entorno del aspirante a la reelección, Pachi Vázquez, es el que se arroga un mayor número de delegados, ambos bandos se muestran conscientes de que el voto es "secreto" y, por ello, impredecible. En todo caso, el resultado no se conocerá hasta última hora de la tarde, ya que la votación está prevista sobre las 20.00 horas.

En todo caso, desde su equipo dan por hecho el apoyo de "más de un 60 por ciento" de los compromisarios, contando con más de un 80 por ciento en Lugo y Ourense y en torno a un 60 por ciento en A Coruña. La única provincia en la que admiten la mayoría de la candidatura alternativa es en la de Pontevedra, donde apenas esperan arañar un 25 por ciento de las papeletas.

En el otro bando, los más próximos a Espinosa esperan un vuelco en la provincia de Lugo que les confiera la mayoría necesaria para salir vencedores del congreso, toda vez que dan por hecho una amplia mayoría en Pontevedra; un 60 por ciento en A Coruña; y sobre un 40 por ciento en Ourense.

En cuanto a los 14 delegados que aporta Xuventudes Socialistas de Galicia, la lista mayoritaria —con 10 delegados— apuesta por la renovación; mientras que los cuatro restantes siguen una línea continuista con el actual líder socialista.

Movimientos de los dirigentes

En cuanto a los movimientos de los dirigentes, que podrían influenciar a las bases, tres de los cuatro líderes provinciales se muestran abiertamente partidarios de Vázquez, con la única excepción del pontevedrés Modesto Pose.

Pero en el terreno local, los portavoces y regidores de las siete ciudades apuestan mayoritariamente por la exministra Elena Espinosa. Las únicas dudas están en el exalcalde compostelano Xosé Sánchez Bugallo, que todavía no se ha posicionado públicamente, y en el primer edil de Lugo, Xosé López Orozco, a quien Vázquez prometió la Presidencia de su Ejecutiva en su última maniobra de campaña.

Ya con el congreso iniciado formalmente —pasaron a recoger sus acreditaciones Francisco Caamaño y Orozco, entre otros asistentes—, el de O Carballiño ha remitido una carta a los militantes para agradecer el "apoyo" recibido a lo largo de sus tres años al frente del PSdeG, mientras que la exministra ourensana se ha reunido con representantes de Xuventudes Socialistas para explicarles su proyecto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.