El coordinador regional de UPyD, Rafael Sánchez, se ha preguntado por qué la Consejería de Sanidad "no tomó antes medidas de ahorro y eficiencia", ya que "ahora se comprueba que si se hubiesen adoptado antes todas esas medidas, y algunas otras, no nos encontraríamos en la situación actual".

"La mala gestión nos ha conducido a que ahora la Consejería se encuentre con el agua al cuello para reducir sus costes y su deuda, y recurra a la destrucción de empleos para interinos y a imponer unos recortes, que tienen incidencia directa en las prestaciones a los ciudadanos y que se visualizan en el incremento de las listas de espera y de tiempos de demora para intervenciones o consultas", ha reprobado la formación.

En este sentido, Rafael Sánchez ha reivindicado que UPyD propuso hace más de dos años "medidas de racionalización, tales como la centralización y adquisición de material sanitario y farmacéutico, la logística de todo el proceso de distribución, la implantación de la receta electrónica o los medicamentos monodosis, aunque en ese momento no fueron tenidas en cuenta ni escuchadas por la Consejería de Sanidad".

Además, el coordinador regional de UPyD ha insistido en que el crecimiento de la deuda del Servicio Murciano de Salud "está motivado por un modelo territorial insostenible que ha fraccionado los servicios sanitarios en 17 sistemas distintos".

Así, Sánchez ha indicado que la cohesión e igualdad de prestaciones "son cada vez menores y la fragmentación ha multiplicado de forma exponencial los gastos".

Consulta aquí más noticias de Murcia.