Los ministros europeos de Agricultura hablarán en su próxima reunión de marzo de las consecuencias que la sequía está teniendo en el sector en varios países europeos, entre ellos España y Portugal, cuyos agricultores alertan de las pérdidas que van a afrontar por la falta de lluvias.

La discusión se ha incluido en el orden del día a petición de la delegación portuguesa, que este viernes ya ha pedido a la Comisión Europea permiso para pagar a sus agricultores más afectados ayudas estatales más elevadas sin tener que esperar la autorización de Bruselas en cada caso, según han confirmado a Europa Press fuentes europeas.

Los ministros de Agricultura y Pesca de la UE se reúnen los próximos 19 y 20 de marzo en Bruselas y reservarán las cuestiones agrícolas, incluido el asunto de la sequía, al segundo día. El punto de discusión sobre la sequía aún está abierto y la delegación portuguesa no ha aclarado la orientación que quiere dar al debate todavía.

En un primer debate este viernes entre los titulares de Medio Ambiente, España se ha unido a Portugal, cuya ministra, Assunçao Cristas, ha pedido una respuesta "europea" al problema de la sequía, según ha explicado a la prensa el ministro español Miguel Arias Cañete.

La delegación portuguesa quiere, como medida de urgencia, poder aumentar de 7.500 a "al menos 15.000 euros" las ayudas estatales que podría conceder por explotación sin esperar al visto bueno del Ejecutivo comunitario. Junto a España, otros países afectados tradicionalmente por la sequía, como Chipre, Grecia y Francia, han apoyado a Portugal.

España ha aprovechado la petición portuguesa para llamar la atención sobre el hecho de que la Unión Europea no cuenta con instrumentos específicos para atender a los daños que pueda causar una sequía severa en la agricultura y el medio ambiente, por lo que ha reclamado que los próximos presupuestos para el periodo 2014-2020 prevean fondos concretos para ello.

Fuentes comunitarias consultadas han apuntado que la propuesta del comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, para los próximos presupuestos europeos contempla crear un fondo para "crisis de mercado" de 500 millones de euros anuales, fuera del gasto previsto para la Política Agrícola Común (PAC). Un mecanismo pensado para situaciones extraordinarias y cuyo uso podría estudiarse para este tipo de casos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.