El expresidente del Congreso de los Diputados y de Castilla-La Mancha José Bono ha asegurado este viernes que "el PSOE no es como a otros que viven en el odio social y desean acabar con el adversario como si del enemigo se tratara", según ha manifestado en la rueda de prensa celebrada en la sede provincial del PSOE de Jaén, en la que también han comparecido el secretario general del PSOE de la provincia, Francisco Reyes, y el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En este sentido, Bono ha destacado que el PSOE "no quiere el mal de nadie ni está asentado en el odio hacia el que más tiene". Por contra, ha mencionado que es "defensor de un sistema, de un Estado, el del bienestar, en virtud del cual el que más tiene más tiene que aportar", siendo ésta una regla que supone "un peligro cuando quien gobierna es una derecha inmisericorde e insolidaria".

De esta forma, ha querido transmitir "la idea de que el PSOE en Andalucía, Castilla-La Mancha y España, por encima de cualquier frontera, tiene un principio que, según ha expresado, "nos hace sentir y estar juntos, pues luchamos por la igualdad de oportunidades porque creemos que no ha nacido quien sea más que otros y estamos convencidos de que no va a nacer".

Asimismo, el expresidente del Congreso se ha referido a que los principios del PSOE "se asientan en el derecho a la igualdad y esa igualdad cuando más comprometida se ve es cuando más dificultades pueden apreciarse, cuando hay escasez, la cuál, a quien en primer lugar afecta es a aquellos que no tienen más disponibilidades que la solidaridad del Estado y de las administraciones".

De su lado, Reyes ha manifestado que comienza este viernes "la última etapa de una gran carrera", habiendo llegado el momento de "explicar y dar a conocer su programa para el día siguiente a ganar las elecciones iniciarlo". Dicho programa se basa, según ha argumentado, en "acabar con la crisis y generar empleo".

De este modo, Reyes ha hablado de una "línea roja" que no está dispuesto a que se sobrepase, en alusión a las políticas sociales como son las ayudas a la dependencia. Así, ha apuntado que los andaluces deber dirigir su mirada hacia otras comunidades autónomas donde ya gobierna el PP y "ver cómo está haciendo las cosas, a pesar de que el presidente del PP-A, Javier Arenas, diga que no va a hacer lo mismo".

"oportunidad de no dejarse engañar"

Por su parte, el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha y actual alcalde de Toledo ha argumentado en su ponencia que "Andalucía tiene una enorme oportunidad de no dejarse engañar, ya que puede comparar", según ha indicado, con su comunidad.

Asimismo, ha señalado que el PP "ha intentado minar la autoestima de ser español" y ha afirmado que los 'populares' hacen "exactamente lo contrario de lo que prometen", en alusión a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, quien "prometió un cambio y verdaderamente se ha producido, a peor".

Por ello, ha instado a que los votantes andaluces "comparen lo que dijo que haría". "No son errores, son falsedades". Además, ha agregado que Arenas "puede significar un cambio de gobierno, pero solo eso", aseverando que el PP en España "va a leer los resultados de Andalucía para considerar que tiene un cheque en blanco".

Por último, ha concluido su intervención diciendo que "el alma de este país es Andalucía", apelando a que se recuerde cómo estaba la comunidad cuando el PSOE entró a gobernar, cuando, "hablando de medicina, había problemas de raquitismo" y cómo está hoy. Tal y como ha expresado, "seguramente hay que hacer dieta, pero entre hacer dieta y quedarse en los huesos hay una enorme diferencia".

Consulta aquí más noticias de Toledo.