El Consell de Mallorca recurrirá la sentencia que anula el acuerdo de la institución insular de declaración de Bien Catalogado del edificio de Gesa, tal y como ha anunciado este viernes su presidenta, Maria Salom, quien ha comparecido en rueda de prensa junto al alcalde de Palma, Mateu Isern, para informar del posicionamiento de ambas instituciones en relación a esta sentencia.

Salom ha explicado que finalmente el Consell ha decidido apelar, atendiendo a los recomendaciones de los servicios jurídicos de la administración supramunicipal, que han estimado que así se debía hacer para evitar las eventuales responsabilidades de tipo económico que pudieran derivarse en el caso de no recurrir la resolución dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Palma.

La presidenta ha aseverado que el PP "nunca ha sido partidario de proteger el edificio de Gesa" y ha manifestado que en este sentido le gustaría "poder volver atrás las decisiones que tomó el Consell" la legislatura pasada, "pero esto no es posible". "No partimos de cero, partimos dd un acuerdo de la Comisión de Patrimonio y del Pleno del Consell, un pleno en el cual el PSOE, PSM y UM votaron a favor de la catalogación mientras que el PP votó en contra", ha recordado.

En su comparecencia, Salom ha explicado que tras mantener varias reuniones técnicas y políticas entre el Consell y el Ayuntamiento a fin de encontrar "la mejor solución por los intereses generales de los ciudadanos y defender los intereses de las dos instituciones", le hubiera gustado no recurrir la sentencia, "pero para no hacerlo se necesita un informe de esta institución que lo justifique, y el único informe que tenemos es el de los servicios de patrimonio, los mismos técnicos que en su día decidieron catalogar el edificio".

"Mi corazón me pide una cosa, pero he de actuar con responsabilidad y como presidenta no me queda más remedio que apelar, por obligación debida", ha apuntado Salom, quien ha avanzado que ha convocado el Pleno en sesión extraordinaria el próximo lunes para que "los 33 miembros de esta institución deciden si apoyan presentar el recurso".

Por su parte, el alcalde de Palma ha mantenido que el Ayuntamiento no apelará la sentencia porque "sería una incongruencia, puesto que los técnicos municipales nunca han defendido la catalogación del edificio". Isern ha manifestado que entiende "perfectamente" la decisión de Salom, que "no tiene más remedio que recurrir por motivos económicos y responsabilidad política, y su decisión es una muestra de que el PP pone por delante de sus intereses los intereses de los ciudadanos".