El alcalde de Benamocarra (Málaga), Abdeslam Lucena, ha calificado de "tomadura de pelo" la actitud de la Delegación Provincial de Educación, con la que ha mantenido una reunión este viernes para abordar la situación del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) La Maroma de esta localidad, precintado desde hace más de 45 días.

En el encuentro han estado presentes el delegado provincial de Educación, Antonio Escámez; el máximo responsable de la Diputación Provincial, Elías Bendodo; los vicepresidentes primero y tercero, Francisco Oblaré y Ana Mata, respectivamente; representantes de los padres de alumnos y el jefe del Servicio de Inspección Educativa, José Antonio Guerrero.

Asimismo, el regidor ha considerado que al secretario de Organización del PSOE de Málaga, Francisco Conejo, "le importa mucho la política y poco los niños, prueba manifiesta de ello es que, teniendo la oportunidad de dejar visitar las instalaciones, no han hecho más que denegar el acceso a las mismas, oponiéndose a la petición judicial del Ayuntamiento", ha apuntado.

"Como se puede tener la poca vergüenza política de venir al instituto a sacarse la foto con 15 o 20 militantes del PSOE, decir aquí están las llaves, cuando esta misma mañana el delegado ha tenido que enviar un escrito al juzgado desdiciéndose de que anteriormente no autorizaba que el Ayuntamiento entrara en las instalaciones y ahora no tiene inconveniente", ha declarado en un comunicado.

Ha criticado, al respecto, el "uso partidista" de este tema por parte de la Delegación, "más ahora en campaña electoral"; y ha pedido tanto a Escámez como a Conejo que "el poco tiempo que les queda a uno como delegado y a otro como portavoz del PSOE en la Diputación, actúen con responsabilidad y compromiso para mejorar la educación malagueña".

"ruin y mezquina"

De "ruin y mezquina" ha tachado, por su parte, el secretario general del PP de Málaga, Francisco Salado, la actitud tanto del PSOE como de la Junta de Andalucía "al querer frenar cualquier tipo de solución" para desbloquear la situación en la que se encuentra este centro de enseñanza.

A su juicio, Escámez y Conejo "han demostrado en las últimas horas tener muy poca altura política utilizando este problema como arma arrojadiza". Ahora, ha continuado, tienen "la difícil papeleta de explicarle a los padres que ambos están plegados a los intereses electoralistas de su partido", en vez de "preservar el bienestar de los alumnos que se han visto perjudicados por esta situación".

El dirigente 'popular' ha explicado que este viernes en la reunión, tanto la Delegación de Educación como el Ayuntamiento de Benamocarra "han llegado a un principio de acuerdo para desbloquear la situación del instituto".

Así, ha explicado que la Delegación ha solicitado por carta al juzgado de lo Contencioso-Administrativo número tres de Málaga que permita a los técnicos municipales acceder al instituto para valorar las deficiencias existentes.

Este mismo juzgado desestimó el pasado 21 de febrero una petición del Ayuntamiento de Benamocarra para inspeccionar el edificio, después de que la Delegación se opusiera a ello en un escrito fechado cuatro días antes, el 17 de febrero.

Una vez que se emita el auto judicial que autorice la entrada al inmueble, el Ayuntamiento de Benamocarra convocará la firma de un nuevo acta de ocupación con representantes de Educación y de la empresa constructora, Excisa, y, posteriormente, llevará a cabo un análisis e inventario de las deficiencias conocidas y de las que puedan haber surgido desde que se decretó el precinto.

Los informes técnicos que surjan de esta inspección se utilizarán para la subsanación de los desperfectos del instituto. Una vez completada esta fase, el Ayuntamiento de Benamocarra podrá ordenar, con informes técnicos favorables y pertinentes, la reapertura del instituto y la reanudación de las clases, han señalado también desde la Diputación.

"Era, a todas luces, el primer paso hacia una solución definitiva que se daba en meses, pero creo que era demasiado para la poca cultura democrática que suelen mostrar los dirigentes socialistas", ha lamentado Salado.

Ha señalado, por último, que al salir de la reunión, tanto Escámez como Conejo han hecho declaraciones en las que aseguraban que la actitud del Ayuntamiento de Benamocarra "era de obstrucción, y en ningún momento han hecho referencia al verdadero contenido del encuentro y posterior acuerdo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.