Un grupo de mujeres del municipio sevillano de Écija estudian emprender acciones judiciales al estar afectadas por las prótesis de silicona mamarias PIP defectuosas, según ha informado el Bufete Osuna en un comunicado.

En este sentido, indica que este colectivo ha creado una asociación de afectadas por los problemas de salud que están causando y afirma que estas personas pretenden estudiar las posibles reclamaciones, para lo que disponen de medios al efecto para llevar a cabo el cometido, al existir abogados, médicos y técnicos expertos en estos asuntos.

Según explica, en cada reclamación se valorará el perjuicio sufrido, tanto material como personal, incluyendo el daño moral. Así, añade que se considerará el daño a la salud que pudiera haber generado la rotura de alguna o ambas prótesis, el hecho de tener que someterse a una nueva intervención quirúrgica, los días de incapacidad, gastos desembolsados a raíz de la nueva intervención y el daño moral que genera la incertidumbre por una posible rotura y la alarma social extendida.

El Bufete Osuna plantea la existencia de una posible responsabilidad administrativa y civil. En cuanto a la administrativa, apunta a una posible Responsabilidad Patrimonial del Estado, el Ministerio de Sanidad, ya que "ha fallado en su obligación de vigilancia y control sanitario, permitiendo la comercialización y distribución en España de productos sanitarios perjudiciales para la salud".

Asimismo, apunta a una posible responsabilidad civil de "la entidad fabricante, su compañía aseguradora, la clínica que se concertó la cirugía estética, el cirujano que llevó a cabo el implante, y la compañía aseguradora tanto de la clínica como del especialista que tuviera cubierto la Responsabilidad Civil, además de contra la distribuidora del producto".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.