Andamio.
Imagen de archivo de un andamio. ARCHIVO

Con la construcción de viviendas y de obra pública en mínimos, el sector busca alternativas. Una está siendo ya la salida al exterior, operación en la que están implicadas las grandes y medianas constructoras españolas: Otra puede ser la rehabilitación de edificios y viviendas.

Rehabilitar puede servir para ocupar muchos de los puestos de trabajo que ha destruido la burbuja inmobiliaria al desinflarse. Pero también para beneficiar al medio ambiente y reducir el gasto energético. De momento, el Gobierno está preparando un anteproyecto de Ley de Rehabilitación para impulsar la actividad y el empleo en el sector de la construcción.

Unos 10 millones de viviendas pueden transformarse en casas de bajo consumoCon la actual ley, unos 10 millones de viviendas construidas antes de 2001 pueden ser transformadas en casas de bajo consumo en las próximas cuatro décadas. Es decir, España debería rehabilitar 250.000 viviendas cada año.

Así lo señala el informe Una visión-país para el sector de la edificación en España, elaborado por un grupo de expertos en rehabilitación. El estudio define un plan de acción para conseguir sus objetivos convirtiendo el sector de la edificación del país en el de la rehabilitación.

Según este trabajo, "este cambio de 180 grados en el modelo de negocio de la edificación del país permitiría reactivar el sector y generar entre 110.000 y 130.000 empleos directos estables y de calidad entre 2012 y 2050".

Economía y Medio Ambiente

Los autores consideran que el tradicional negocio ligado a la producción de edificios nuevos "no resulta viable ambientalmente ni tampoco se puede esperar que vuelva a la situación anterior a la crisis económica".

La producción de edificios nuevos no resulta viable ambientalmenteRehabilitando de manera sistemática (unas 250.000 viviendas cada año) se podría conseguir un ahorro de hasta 300.000 millones de euros en eficiencia energética y en ahorros de emisiones en España hasta el año 2050.

El estudio calcula que España puede alcanzar en 2050 los diez millones de viviendas rehabilitadas energéticamente reduciendo su consumo de calefacción en un 80% y sus demandas de energía comercial para el agua caliente sanitaria en un 60%. Ello implicaría reducir un 34% las emisiones del sector de la vivienda respecto a 2001.

El informe Una visión-país para el sector de la edificación en España ha sido realizado por Albert Cuchí, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña y responsable de Formación de Green Building Council España (GBCe), y Peter Sweatman, director general de Climate Strategy & Partners.