Parlamento británico
Imagen del Parlamento británico, situado en Londres. Iván PC (FLICKR)

El diputado laborista británico Eric Joyce, quien se peleó con parlamentarios conservadores en un bar de la Cámara de los Comunes, no podrá frecuentar bares o pubs en tres meses y deberá realizar servicios comunitarios durante un año, según dictaminó este viernes un juez de un tribunal londinense.

En una vista celebrada en la Corte de Magistrados de Westminster (centro de Londres), el diputado por la circunscripción de la localidad escocesa de Falkirk se declaró culpable de cuatro cargos de agresión, tras lo que se le impuso el castigo.

La trifulca fue supuestamente provocada por Joyce, que increpó a gritos a los 'tories'Joyce fue detenido la noche del 22 de febrero después de protagonizar una trifulca en el bar 'Strangers', un local reservado a los diputados y sus acompañantes dentro del recinto de la Cámara baja del Parlamento británico.

Durante la bronca, ese político agredió al parlamentario conservador Stuart Andrew, al que dio un cabezazo y un puñetazo, según la versión dada entonces por testigos. También se vieron implicados en la pelea los concejales conservadores Luke Mackenzie y Ben Maney y el diputado laborista Phil Wilson.

Varios agentes de policía tuvieron que contener a Joyce mientras algunos testigos describieron la escena como "sacada del salvaje oeste".

El incidente, que supuestamente provocó el propio diputado laborista al increpar a gritos a los políticos tories que se encontraban en ese local, fue calificado entonces por un portavoz del Partido Laborista de "extremadamente grave".

Dimitió en 2010 como portavoz para Irlanda del Norte tras admitir que se negó a realizar un test de alcoholemia en un control de tráficoEl Partido Laborista, el mayor de la oposición en el Reino Unido, suspendió entonces al diputado, de 51 años, a la espera del desenlace del proceso judicial. Joyce también indicó que no se presentará a la reelección en el Parlamento en 2015.

Por la normativa parlamentaria, el diputado habría perdido automáticamente su escaño en caso de haber sido sentenciado a más de doce meses de prisión.

Joyce es diputado por la circunscripción de Falkirk desde diciembre de 2000 y trabajó también en el departamento de Educación del Ejército británico antes de dedicarse a la política.

En 2010, dimitió como portavoz para Irlanda del Norte del partido laborista tras declararse culpable de haberse negado a realizar un test de alcoholemia durante un control de tráfico.