Aeropuerto de Barajas
Un viajero en el interior de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. JUANJO MARTÍN / EFE

Los científicos españoles quieren evitar una nueva reducción de la inversión en investigación que desemboque en una fuga de cerebros multigeneracional. Para ello, han escrito una carta abierta de la ciencia en España suscrita por más de 400 investigadores. La misiva elaborada por la Confederación de Sociedades Científicas de España, la Federación de Jóvenes Investigadores, la Plataforma de Investigación Digna y CCOO se ha colgado este viernes en la página de la Cosce (Confederación de Sociedades Científicas de España) y será entregada al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los miembros del Congreso de los Diputados y del Senado.

Los científicos quieren impedir "que se lleve a cabo una nueva reducción de la inversión en I+D+i" y recuerdan que la financiación se ha recortado en un 4,2% en 2010, un 7,38% en 2011 y se baraja una reducción del 8,65% este año. La financiación en I+D+i en 2010 fue del 1,39% del PIB y en 2011, estiman, del 1,35%, lejos de la media de los 27 (2,3%).

España tardará décadas en recuperarse de una fuga de cerebros y de personal investigador"En las próximas semanas, y a pesar de la recomendación de la Comisión Europea de que los recortes para controlar el déficit público no afecten a la inversión en I+D+i, el Gobierno y las Cortes Generales podrían aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que dañarían a corto y largo plazo al ya muy debilitado sistema", reza el documento.

Un recorte de este tipo, según los investigadores, "contribuiría al colapso" del sistema. "Esto implicaría el mantenimiento de un modelo económico obsoleto que ya no es competitivo y que es especialmente vulnerable a todo tipo de contingencias económicas y políticas", según la carta.

Las necesidades de I+D+i

Para este colectivo, la inversión ha de ser estable e independiente de ciclos políticos y económicos. Piden que se incluya la I+D entre los sectores prioritarios permitiendo una oferta de empleo público y posibilidades de contratación en organismos públicos de investigación, universidades y centros tecnológicos.

"Esto evitaría una fuga de científicos y personal investigador de la que el país tardaría décadas en recuperarse", aseguran los investigadores, quienes recuerdan que la intención del Gobierno es ofrecer cero plazas en 2012.

Para los firmantes de este texto, es urgente flexibilizar la contratación en investigación, de lo contrario el abandono de líneas de investigación supondrá una importante pérdida de inversión. El CSIC, por ejemplo, ha recibido en 2010 y 2011 menos de un 20% de "las necesidades mínimas" de personal investigador establecidas en su plan estratégico, según la misiva.

Los científicos solicitan a los políticos coherencia porque no pueden hablar de cambio de modelo productivo basado en el conocimiento, "mientras que todos los pasos van en dirección opuesta".