El nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas, considera que "en este momento con el alcance de la tecnología, es imprescindible, desde luego, trasvasar agua de otras cuencas a la cuenca del Segura".

El Ebro, apostilló a preguntas de los medios tras su presentación oficial en la Delegación del Gobierno, "es una opción que se hizo en el Plan Hidrológico Nacional (PHN) de 2001". "Es una opción para resolver de una forma muy económica, la más económica, el problema no solo de la cuenca del Segura, sino de todo el arco mediterráneo", añadió.

Pero, puntualizó, hay que estudiar de nuevo todas las soluciones, pues "ya había un plan hidrológico nacional y se habían estudiado otras opciones, así como distintas combinaciones".

Según Ródenas, "está en la sabiduría del Gobierno y la disposición de todos los españoles darle una solución definitiva" al problema del agua, y es que, matizó, "esto no puede faltar".

Preguntado por sus antecesores, Ródenas ha expresado que "cada uno habrá hecho lo que ha podido y entendido que deben hacer", lo que está claro es que "el Programa AGUA ha sido un gran fracaso".

"La desalación de agua de mar no es la solución para resolver el problema del déficit tan importante de la cuenca del Segura", incidió, al tiempo que criticó que se optara por ese sistema "sabiendo que no era la solución, que es un agua demasiado cara, consumidora de energía y que expulsa al agricultor del sistema productivo".

Ese sistema, insistió, "no valía", se ha persistido en el error, lamentó, "y después de ocho años vemos que la desalación que se vendió políticamente como la gran solución, ahora es el gran problema", tras lo que se preguntó, "qué hacer con esas desaladoras paradas".

El presidente de la Confederación, que ha tenido unas palabras de agradecimiento hacia sus anteriores compañeros, entre ellos el propio consejero Antonio Cerdá, ha subrayado el "gran honor y reto" que supone su nuevo cargo.

"no hay metas imposibles"

Al tiempo que ha declarado que sus desafíos pasarán por administrar y gestionar "bien con eficiencia y respeto a la naturaleza" la escasez de agua, mantener el pleno funcionamiento del trasvase Tajo-Segura y resolver el déficit hídrico estructural de la cuenca.

Y es que, destacó, "la cuenca del Segura es la única estructuralmente deficitaria en toda España, lo que estrangula su desarrollo por esa falta de agua".

Su gran objetivo será así que no falte el agua para el sistema productivo y para las exportaciones de frutas y hortalizas porque "es un pilar básico de nuestra economía".

"Entre todos tenemos que solucionar este problema, que no depende de la Confederación, de una Comunidad ni del Gobierno, depende de todos los españoles, que tengamos la voluntad de resolverlo", indicó.

Esto pasa, a su juicio, por el principio de la solidaridad, que es un principio constitucional; una palabra, argumentó, "que viene de soldar, de hacer un todo, ese sólido es España y las partes son las comunidades. Uno de esos elementos de pegamento es el agua, que no puede faltar en ningún territorio, y tampoco en la cuenca del Segura", apuntó. "No hay metas imposibles", concluyó.

Al acto en la Delegación del Gobierno el propio delegado, Joaquín Bascuñana, quien se ha mostrado convencido de la coordinación entre Administración regional y central, así como el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá o el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, José Manuel Claver. BIOGRAFÍA

El nuevo presidente de la Confederación nació en Murcia en 1951, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Valencia, en la especialidad de Hidráulica y Energética.

Los primeros años de su trayectoria profesional fueron en la empresa privada y, después, fue jefe de servicio de Obras Hidráulicas de la Administración regional. Los últimos 16 años ha sido director general de Agua en la Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia.

Como director general participó intensamente en toda la planificación hidrológica nacional y fue miembro del Consejo Nacional del Agua, de la Junta Central de Explotación de la CHS.

Ha sido impulsor del Plan General de Saneamiento y Depuración de Aguas de la Región de Murcia 2001-2010. Esta actuación ha sido, recientemente, galardonada con el premio nacional de Obra Civil y Medio Ambiente, 'Acueducto de Segovia', que otorga el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.