El presidente de la Audiencia Provincial de León, Manuel García Prada, ha recibido este viernes la Cruz de San Raimundo de Peñafort por su trayectoria, "rica en frutos y dilatada en el tiempo"; su compromiso en el ámbito profesional, así como su "lealtad y respeto" en el plano institucional.

Así lo ha manifestado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, quien ha destacado el "óptimo componente personal" de Manuel García, al mismo tiempo que ha alabado su sentido práctico, su eficacia, su disposición hacia el trabajo y, "por encima de todo", su compañerismo.

En el acto de entrega de la Cruz de San Raimundo de Peñafort también ha intervenido el presidente de la Audiencia Provincial de Burgos, Manuel Carreras Maraña, quien ha subrayado la generosidad y sencillez de García Prada, a quien se ha referido como un "ejemplo de honestidad".

Por su parte, el presidente de la Audiencia Provincial de León ha agradecido este reconocimiento y ha manifestado su alegría por un galardón que, en cierto modo, "colma" sus aspiraciones.

Tras hacer un repaso por su carrera, García Prada ha explicado que la condecoración que recibe es un reconocimiento a toda una trayectoria profesional, donde, según ha asegurado, ha tratado de cumplir con su obligación de juzgar y ejecutar lo juzgado "lo mejor" que ha sabido. "Recibir y atender a los profesionales de la curia cuantas veces era requerido y tratar de transmitir una justicia amable y respetuosa con el ciudadano", ha recalcado.

TRAYECTORIA

Manuel García Prada nació en Toreno (León) en 1952 y se licenció en Derecho en la Universidad de Oviedo en el año 1974. Ingresó en la Escuela Judicial en Madrid en 1979 y fue destinado al Juzgado de Becerreá (Lugo) y al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de La Bañeza (León), donde permaneció hasta agosto de 1986.

En ese momento, con motivo de su ascenso a la categoría de magistrado, fue destinado a la entonces Magistratura de Trabajo número uno de Álava. Posteriormente, se trasladó en concurso ordinario a la Magistratura de Trabajo número uno de Orense y allí fue nombrado juez único para toda Galicia para resolver un conflicto colectivo que afectaba a las explotaciones de pizarra en todo el ámbito de la comunidad autónoma.

En noviembre de 1990 fue nombrado en concurso ordinario magistrado de la Audiencia Provincial de León, en la Sección Primera, hasta el día 22 de julio de 2004, que accedió al cargo de presidente de la Audiencia y de dicha Sección.

La distinción

La concesión de la Cruz de San Raimundo de Peñafort a Manuel García Prada se realizó por petición del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales, Javier San Martín, el 4 de octubre de 2011, al Ministerio de Justicia. Dicha propuesta fue aprobada por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por unanimidad.

La sala de Gobierno destacó, además de los méritos que figuran en su expediente, su trabajo como magistrado, donde ha dictado importantes y novedosas sentencias.

Al acto de entrega de la Cruz de San Raimundo de Peñafort han asistido el presidente del Consejo General de Graduados Sociales de España, Javier San Martín; el Procurador del Común de Castilla y León, Javier Amoedo; el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván y la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, entre otros.

Consulta aquí más noticias de León.