El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha afirmado que "era una decisión que tenían que tomar de manera inaplazable" y por lo tanto "valoró positivamente" la convocatoria de huelga general por parte de los sindicatos mayoritarios CC.00. y UGT.

La fecha elegida, el jueves 29 de marzo, coincide con la huelga general convocada por la Confederación Intersindical Galega (CIG) y los paros generales de los sindicatos nacionalistas en País Vasco y Navarra contra la reforma laboral y el día previo a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

"También valoro positivamente que decidan sumarse a una convocatoria ya establecida en Galicia y en Euskadi", ha manifestado, para añadir: "Espero que esta huelga general no sea un punto y final en la oposición a estas medidas antisociales del Partido Popular sino un punto y seguido".

"Aquí necesitaremos durante mucho tiempo, con la mayoría de la sociedad convencida de ello, oponernos a este tipo de medidas que a estas alturas todos constatamos que empeoran las condiciones de vida de una mayoría social, simplemente para que la banca acabe cobrando sus dividendos", ha asegurado, en declaraciones a los periodistas, tras participar en un reparto de propaganda contra la reforma laboral en Pontevedra.

El Bloque Nacionalista Galego "se opone frontalmente a la contrarreforma que está poniendo en marcha el partido Popular", ha incidido Guillerme Vázquez, quien ha explicado que lo hace "porque va a ser muy negativa para el conjunto de los trabajadores, afectando a los derechos laborales que serán reducidos a la mínima expresión".

También citó como otra "consecuencia inevitable" la baja salarial generalizada, y a su juicio, en ese marco serán las mujeres las que pagarán todavía más las consecuencias. En el caso gallego, donde los salarios ya son más bajos que la media, su repercusión será todavía más importante. A

Los pequeños empresarios

El líder nacionalista apuntó que "hay algún pequeño empresario, incluso algún autónomo que cree que le va a beneficiar esta reforma". A ellos, les hizo la reflexión de que "la bajada salarial va a retraer más el consumo, y eso va a ser negativo para las pymes y los autónomos".

"Esta reforma laboral nos va a retrotraer en el tiempo decenios y echa abajo conquistas elementales en una sociedad democrática", ha remachado el líder del BNG.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.