La consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Margarita Ramos, ha señalado este viernes que el pasado año la Inspección de Trabajo levantó un total de nueve actas por incumplimientos en casos de embarazos sobre la normativa legal o convencional en materia de igualdad en el archipiélago.

Ramos reconocía, en declaraciones a Europa Press, que "incumplimientos siempre" pueden producirse pero lo que se está tratando "es que las empresas introduzcan medidas para avanzar en la igualdad".

Para ello, la consejera ha asistido a la reunión de la Comisión territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Canarias, donde se ha planificado las actividades inspectoras para 2012, y donde ha hecho una serie de indicaciones a la Inspección de Trabajo sobre economía sumergida y trabajo no declarado.

De tal forma, que se persigue elaborar planes, programas e iniciativas y procedimientos para hacer una vigilancia, seguimiento y control de supuestos de economía sumergida y trabajo no declarado.

Asimismo, y debido a que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social también vigila las medidas en prevención de riesgos laborales, que pueden ser las que establece la ley pero también establecidas en los convenios colectivos, desde Canarias donde hay una Estrategia de Riesgos Laborales que "las empresas deben cumplir", también se persigue hacer un seguimiento que permita vigilar las acciones de igualdad de género.

"Se trata de establecer un conjunto de medidas y procedimientos que tengan por objeto fortalecer en los convenios colectivos de empresas, de menos de 250 trabajadores, medidas para promocionar la igualdad de las mujeres, medidas para erradicar la discriminación de género, tanto en el acceso al mercado de trabajo, en materia salarial, en el momento del despido, para evitar discriminaciones en materia de embarazo, etc. etc., y también para introducir medidas que favorezcan la conciliación personal y laboral", explicó.

Así, a través de este plan de choque, que implicará que inspectores de Trabajo visiten las empresas cada seis meses, y principalmente en el sector turístico, se pretende disminuir la siniestralidad laboral en el archipiélago. OBJETIVO:

Bajar un 8%

El objetivo de la Consejería de Empleo es que los "importantes" índices de siniestralidad laboral que hay en Canarias, bajen en un "8 por ciento" respecto a 2011.

Por ello, la Dirección general de Trabajo, en colaboración con el Instituto Canario de Seguridad Laboral, ha elaborado una paquete de medidas en materia de prevención que se dará a conocer a empresas y mutuas que colaboran en materia de prevención para bajar esos niveles de siniestralidad laboral, acciones que "consisten, básicamente, en visitas a las empresas para verificar dónde están las dificultades".

El pasado año, Canarias registró un total de 24.489 siniestros laborales.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.