El secretario Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental de la Xunta de Galicia, Justo de Benito Basanta, ha asegurado este viernes que el complejo de la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) "no tiene riesgo de colapso" y que la ubicación de la nueva planta de tratamiento de residuos que proyecta Estela Eólica todavía no ha sido decidida.

Basanta ha explicado que la actual planta de Cerceda "tiene capacidad" para gestionar los residuos que se generan en Galicia aunque, ha reconocido, "una parte de ellos no pueden tener un tratamiento óptimo".

"Es cierto que hay una parte de los residuos que no pueden ser valorizados energeticamente y acaban eliminados en un vertedero. No es un tratamiento óptimo pero si adecuado", ha apuntado el secretario xeral.

Según informa la Xunta, actualmente la planta de Cerceda tiene capacidad para procesar un máximo de 550.000 toneladas de residuos anuales, cuando el complejo recibe cerca de 900.000 toneladas. Este excedente se gestiona a través del vertedero de Areosa, que cuenta con una superficie de 330.000 metros cuadrados que en los próximos meses va a ser ampliada en un 40 por ciento.

Con todo, Basanta ha recalcado que la actual planta de Sogama "no tiene riesgo de colapso" y que el objetivo de la Xunta es "incrementar" las tasas de recuperación y reciclaje de los residuos. "Y ese es el papel de la nueva planta que se va a construir, se ubique donde se ubique", ha indicado.

Sin ubicación decidida

Por otra parte, el secretario xeral ha asegurado que la ubicación de la nueva planta de tratamiento de residuos todavía no ha sido decidida y que el Gobierno gallego está esperando a recibir el proyecto que la empresa Estela Eólica presente.

"Por el momento no hay novedad y la consellería está a la espera de recibir el proyecto para poder analizarlo y hacer la valoración que corresponda desde el punto de vista ambiental", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.