El juzgado de lo Penal número 1 de Albacete ha condenado a E.H.C. a 14 meses de prisión y a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante tres años, con pérdida de vigencia del permiso de conducir, así como al comiso del vehículo Opel Astra de su propiedad por un delito de conducción temeraria.

El juzgado considera probado, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, que, sobre las 6.00 horas del 20 de junio de 2009, el acusado, de nacionalidad dominicana pero con estancia legal en España, tras haber ingerido una importante cantidad de bebidas alcohólicas "que le afectaban a su capacidad para la conducción", cogió su coche y comenzó a circular por el casco urbano de Albacete.

Según la sentencia, a su paso por la calle Octavio Cuartero, y puesto que circulaba a una gran velocidad, fue detectado por una patrulla de la Policía Local que comenzó a seguirlo, activando los dispositivos luminosos de emergencia.

En la intersección de las calles Blasco Ibáñez y hermanos Jiménez, el acusado se saltó un semáforo en rojo, haciendo caso omiso de los requerimientos policiales para que parara y continuó su huida por varias calles de la capital, saltándose otro semáforo en rojo.

En la calle Joaquín Quijada, otra patrulla de la Policía Local cruzó su vehículo para que sirviera de barrera y así interceptar la trayectoria del vehículo del acusado, pero éste no se detuvo y los agentes tuvieron que retirarse para no ser atropellados.

Finalmente, el acusado fue detenido por agentes de la Policía Nacional, y tras estacionar el coche, fue sometido a las pruebas de alcoholemia, que dieron como resultado 0,37 y 0,41 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Consulta aquí más noticias de Albacete.