La Patrulla Fiscal de la Guardia Civil de Santander y la Sección Fiscal del Aeropuerto de Parayas han denunciado a tres personas por supuesta infracción de contrabando, al encontrarles en sus equipajes más de 800 cajetillas de tabaco procedentes de Canarias.

La Guardia Civil tenía abierta una investigación sobre un bar de Camargo en el que sospechaban que se podía estar vendiendo tabaco de contrabando, que se introducía en la Península tras adquirirlo en Canarias a precio inferior por la diferencia de impuestos.

A raíz de esta investigación se supo que la propietaria del bar, junto a otras dos personas, iba a viajar a Canarias a finales de febrero para regresar el 3 de marzo.

Los agentes montaron un dispositivo en la aduana del Aeropuerto de Parayas para verificar su llegada y comprobar la mercancía que podían traer. Los tres sospechosos portaban maletas muy grandes, "demasiado equipaje" para los pocos días que habían estado fuera de la región.

Por eso, los guardias inspeccionaron las maletas y encontraron en su interior, entre la ropa, gran cantidad de cajetillas de tabaco sueltas, procedente de Canarias. En total se encontraron 810 cajetillas de diferentes marcas y 25 puros, que han sido intervenidos.

La Guardia Civil ha formulado las correspondientes actas de denuncias por supuesta infracción administrativa de contrabando, que ha remitido al administrador de Aduanas e Impuestos Especiales de Cantabria. El tabaco intervenido ha sido depositado a disposición de la mencionada autoridad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.