Anagrama de ETA tachado
Vista de una pintada con el anagrama de ETA tachado. EFE

Siete de cada diez vascos están de acuerdo en facilitar la reinserción de los presos de ETA que renuncien a la violencia y apoyan su acercamiento a cárceles del País Vasco, mientras que solo un 21% concedería una amnistía general a estos reclusos.

Esta es una de las conclusiones del Sociómetro sobre el Final del Terrorismo que ha presentado este viernes el responsable del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco, Víctor Urrutia, elaborado entre el 6 y el 11 de febrero, casi cuatro meses después de que ETA anunciara el fin de su actividad violenta, a través de 2.254 entrevistas en domicilios.

Un 57% cree que la sociedad vasca ha hecho algo, aunque muy poco, por las víctimas del terrorismoEl 52% de los vascos cree que ETA ya ha renunciado definitivamente a su actividad armada, frente al 36% que opina lo contrario.

Además, siete de cada diez vascos consideran que ETA desaparecerá definitivamente, y de ellos el 27% cree que lo hará en uno o dos años; el 23% en menos de cinco años y el 19 por ciento en más de un lustro. Frente a esta mayoría, el 20% vaticina que ETA nunca dejará de existir.

El 57% ve con optimismo el final de la violencia y el 49% también con ilusión, frente a los que esta situación les genera confusión (20%) y preocupación (18%).

También la encuesta refleja que una mayoría, el 57%, opina que la sociedad vasca ha hecho algo, aunque no lo suficiente, o muy poco por las víctimas del terrorismo, frente al 28% que dice que se ha hecho lo que se tenía que hacer.

A este respecto, cuatro de cada diez ciudadanos señala que las víctimas han defendido legítimamente sus derechos y un 18% que han mantenido una actitud ejemplar porque no han promovido el odio, aunque un 26% critica que han querido tener un papel político que no les corresponde.

Asimismo son mayoría (un 57%) los que dicen que los recelos políticos y las heridas sociales que ha dejado la violencia entre la ciudadanía desaparecerán y un 34% opina lo contrario.

El PNV y Bildu, los partidos preferidos

En las preguntas sobre los presos de ETA, el 58% de los encuestados está de acuerdo en que la renuncia a la actividad terrorista y su denuncia son requisitos necesarios para acceder a beneficios penitenciarios, y un 20% considera que no. El 11% afirma que los presos no deben tener esos beneficios.

El 72% está muy de acuerdo o bastante de acuerdo en que el Gobierno facilite la reinserción a los presos que renuncien a la violencia y el 69% en que se les acerque a las cárceles vascas. No obstante, el 66% está poco o nada de acuerdo en que se les conceda una amnistía general y solo el 21% a favor.

Un 26% de los vascos se siente nacionalista, un 17% liberal, un 14% apolítico, mientras que un 13% se define como socialistaEn una escala de 0 a 10 sobre el grado de simpatía hacia los partidos políticos, los vascos se decantan en primer lugar, con 4,4 puntos, por el PNV, seguido de Bildu (3,7 puntos), PSE-EE (3,5), Aralar (3,3), Ezker Anitza/IU (3,1), PP (2,1) y UPyD (2).

El Sociómetro incluye una pregunta sobre cómo se definen ideológicamente los encuestados y un 26% se siente nacionalista, un 17% liberal, un 14% apolítico y otro porcentaje igual ecologista, mientras que un 13% se considera socialista y un 10 % progresista.

Los ciudadanos dan 5 puntos, entre un baremo de 0 a 10, cuando son preguntados por su sentimiento nacionalista.

En general, casi la mitad califica de muy buena o buena la situación política vasca frente al 42% que opina que es mala o muy mala, y un 57% afirma que seguirá igual dentro de un año.

El terrorismo ocupa el quinto lugar entre los principales problemas de los vascos, tras los relacionados con el mercado de trabajo, los económicos, los ligados a la política y la vivienda.

Por último, cuatro de cada diez se sienten libres para hablar de política, un 36% solo con ciertas personas y un 18% con casi nadie.