El secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, ha defendido la decisión de UGT y CCOO de convocar una huelga general el próximo 29 de marzo contra la reforma laboral, "después de que el Gobierno del PP haya cometido la mayor tropelía contra los derechos de la clase trabajadora y después de que se haya cerrado en banda sin posibilitar ningún tipo de diálogo social".

Molinero, que ha presidido la mesa del Consejo Confederal de CCOO celebrado, ha justificado que "la huelga es legítima y justa porque se han agotado todas las posibles vías de negociación, y es imprescindible porque el Gobierno ha aprobado una reforma del mercado de trabajo en un contexto de plena sangría de destrucción de puestos de trabajo (con 5,4 millones de desempleados en España) que no incentiva la contratación sino que facilita y abarata el despido".

El dirigente sindical ha afirmado que "el Gobierno quiere acabar con todo, quiere asfixiarnos y desmantelar el Estado de Bienestar, pero no se lo vamos a permitir". "Durante estos días hemos llevado a cabo un proceso de movilizaciones sostenido y permanente y la respuesta de la gente, que ha salido masivamente a la calle para expresar su profundo rechazo a la reforma laboral del PP, nos hace partir de una posición ganadora de cara al 29M", ha resaltado.

Molinero ha recordado que el domingo 11 de marzo habrá manifestaciones simultáneas en las ciudades españolas contra la reforma laboral. En el caso de Navarra, la manifestación partirá a las 12 del mediodía desde la antigua estación de autobuses de Pamplona.

José María Molinero ha llamado a la ciudadanía navarra, y "en especial a la clase trabajadora, a salir a la calle para defender sus derechos y gritar no a una reforma injusta, ineficaz e inútil".

Consulta aquí más noticias de Navarra.