El director de Personas y Desarrollo de Corporación Alimentaria Peñasanta S.A. (Capsa), Laureano Cavia, ha dicho este viernes que no tienen pensado recurrir a los instrumentos contemplados en la última reforma laboral aprobada por el Gobierno. "No es algo que nos preocupe porque nosotros no necesitamos utilizarla", ha explicado al ser preguntado por el asunto.

Cavia ha participado este viernes en una rueda de prensa en la que ha expuesto los datos de empleo y económicos de la factoría de Granda, en Siero. Ha estado acompañado por el director general de Capsa, José Armando Tellado Nogueira, y por el subdirector general de Capsa, Francisco Javier Echevarría.

Han insistido en su apuesta por el empleo "estable" y "de calidad" en Asturias. Y respecto a la reforma laboral Cavia ha dicho que no van a recurrir a ella ni en el corto ni en el medio plazo. No obstante, ha dicho que la aprobación de la norma era "necesaria" e incluso "imprescindible", al menos en algunos de los apartados que contempla, como la mayor flexibilización.

En la factoría de Granda, desde 2004, Capsa ha incrementado su plantilla en 123 empleados, contando actualmente con 767 trabajadores. Tan sólo un 4% son eventuales, y el resto indefinidos. Además, según han expuesto los directivos, los salarios de los empleados se han incrementado durante ese tiempo un 34%, lo que supone ocho puntos por encima del crecimiento del IPC.

La compañía ha invertido en la factoría de Granda 110 millones de euros en el periodo 2002-2011, lo que ha servido para llevar a cabo proyectos en innovación de productos, en tecnologías de procesos y en nuevas líneas de envasado, brik, botella y otros formatos.

Por lo que se refiere al año 2011, se invirtieron en Granda más de 10 millones de euros con la implantación en las nuevas líneas de envasado de Tetra Evero. En 2012 se ha llevado a cabo el traslado de la línea de medio litro de la factoría de Zarzalejo (Madrid) a Granda y próximamente se pondrá en marcha la línea de embolsado de leche en polvo de consumo para el hogar.

Cavia ha señalado que las cifras demuestran que, a pesar de la crisis, la compañía apuesta por el empleo de calidad, algo que se ve "reflejado en los volúmenes de producción, que desde 2006 superan los 480 millones de litros por año de forma estable".

Capsa, que engloba las compañías Central Lechera Asturiana, Larsa y Ato, cuenta con siete centros de producción distribuidos por España, contando con en total con unos 1.500 empleados.

Consulta aquí más noticias de Asturias.