Valerie Amos
La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos, atiende a los medios. Str / EFE

La coordinadora de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas, Valerie Amos, ha declarado este viernes en Ankara que su visita a Homs tras la ofensiva del Ejército sirio fue "traumática". "Estuve dos días en Homs y (el barrio de) Baba Amro para observar la situación humanitaria y lo que vi era traumático. Estas zonas están completamente destruidas; no había nadie y la poca gente que vi estaba preocupada y dolida", indicó Amos.

La representante de Naciones Unidas hizo estas declaraciones este viernes ante algunos periodistas en el aeropuerto de la capital turca. Aseguró que intentó "negociar con las autoridades sirias para alcanzar un acuerdo que permite llevar ayuda humanitaria" a Homs.

Es importante saber qué le ha ocurrido a la gente "Es importante saber qué le ha ocurrido a la gente", subrayó Amos, en referencia a la desolada situación de los barrios que fueron escenario de combates entre el Ejército sirio y las fuerzas guerrilleras, compuestas en parte por desertores, que luchan contra el régimen de Bachar al Asad. Pero no pudo concluir un acuerdo, lamentó la coordinadora de Naciones Unidas.

"El gobierno sirio quiso más tiempo para examinar la propuesta que les presenté. Es muy importante llevar la ayuda humanitaria sin obstáculos", insistió Amos. Matizó que las autoridades sirias "aceptaron evaluar" su propuesta, "en un marco con ciertas restricciones", y como parte de un acuerdo entre las instituciones sirias y la ONU, lo que ayudaría a conocer qué ha ocurrido en Homs.

La coordinadora humanitaria, recién llegada de Homs, había visitado en la mañana del viernes los campos de refugiados sirios que Turquía ha establecido en la provincia meridional de Hatay, y que albergan alrededor de 12.000 personas. Más tarde se reunió en Ankara con el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, antes de partir a Estambul.

No podemos estar de acuerdo con el proyecto como está presentado ahora Por su parte, Rusia ha rechazado este viernes el nuevo proyecto de resolución sobre Siria propuesto por Estados Unidos para su aprobación en el Consejo de Seguridad de la ONU, ya que no llama a ambas partes en conflicto a dar pasos para el cese de la violencia.

"No podemos estar de acuerdo con el proyecto como está presentado en estos momentos. El texto de la resolución no es equilibrado", afirmó Guennadi Gatílov, viceministro ruso de Exteriores, a la agencia Interfax. Gatílov añadió: "Su principal problema es la falta de una simultánea exigencia a todas las partes (en conflicto en Siria) para que den pasos prácticos para el cese de la violencia".

Al menos 70 muertos por la represión

Además, al menos 70 personas murieron este viernes, entre ellas diez menores, en distintos puntos de Siria por la represión de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en un nuevo viernes de protestas, informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

Según ese grupo, el mayor número de víctimas se registró en la provincia septentrional de Idleb, donde al menos 28 personas perdieron la vida, entre ellas, veinte miembros de dos familias de la localidad de Ain Laruz, situada en la zona de Yabal Zauya, fronteriza con Turquía.

Al menos 26 personas murieron en la provincia central de Homs Un portavoz de los Comités, Emad Hosari, explicó que las víctimas de Ain Laruz perecieron por los disparos de la artillería del ejército sirio, cuyos helicópteros han sobrevolado durante todo el día ese municipio. Los tanques del régimen irrumpieron en Ain Laruz, seguidos por excavadoras que destruyeron varias viviendas, apuntó Hosari.

Además, al menos 26 personas murieron en la provincia central de Homs, uno de los principales bastiones de la oposición. Hosari agregó que los soldados desarrollaron hoy una operación militar en el barrio de Al Jalediya en la ciudad de Homs, capital de la provincia, porque existen bolsas de resistencia del Ejército Libre Sirio (ELS), integrado por desertores. El portavoz destacó que en el distrito de Baba Amr de Homs murieron seis personas, entre ellas, dos menores.