El alcalde de Cuenca, el socialista Juan Ávila, considera necesaria la reordenación de las competencias de las administraciones públicas anunciada por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

En concreto el regidor apuesta por que las competencias en políticas de empleo pasen a ser gestionadas desde las entidades locales y pide que se revise la financiación que reciben los ayuntamientos para prestar servicios sociales o educación.

En una entrevista concedida a Europa Press, el primer edil conquense ha reclamado una reforma de la Ley de Bases del Régimen Local, así como la de Haciendas Locales a fin de aclarar las competencias de los ayuntamientos y la financiación que les corresponde para desarrollarlas.

Ha defendido que hay materias en las que debería haber una "definición competencial más clara" y ha reclamado que las políticas de empleo pasen a manos de los ayuntamientos. "Nadie mejor que el Ayuntamiento de una ciudad pequeña o mediana para conocer cuáles son las necesidades de empleo de su población", ha señalado.

Eso sí, ha recalcado que este competencia o cualquier otra debe ir acompañada de la financiación necesaria para ser desarrollada, pues uno de los principales problemas a la hora de gestionar competencias es la falta de presupuesto.

Servicios sociales

En este sentido, Ávila señala que los servicios sociales son competencia de las comunidades autónomas y que, aunque el Ayuntamiento de Cuenca "ha tomado la decisión de hacer el esfuerzo máximo en mantener esos servicios", ha lamentado los "excesivos" recortes del Gobierno de Cospedal en esta materia, pues afectan a la financiación de los ayuntamientos e imposibilitan que puedan mantenerlos todos. "Solos no podemos", ha recalcado.

"En materia de servicios sociales quien queda en un lugar delicado somos los ayuntamientos porque los ciudadanos como administración más cercana, es a nosotros a quienes nos reclaman la prestación del servicio", ha explicado.

En el caso concreto de Cuenca, ha indicado que el Ayuntamiento ha conseguido mantener la ludoteca del barrio de Villarromán, que hasta ahora gestionaba Cruz Roja con la financiación de la Junta de Comunidades, pero que a partir de ahora por la asociación ACONFACU.

Según ha explicado, el consistorio cede el inmueble y correrá con los gastos de mantenimiento, al tiempo que hará un seguimiento del servicio y facilitará voluntarios municipales para poder desarrollarlo.

Asimismo, el Ayuntamiento de Cuenca mantiene el aula de familia que hasta ahora también financiaba el Gobierno regional y que ha sobrevivido tras la entrada de Aldeas Infantiles en el proyecto, en sustitución de la Junta.

Por el contrario, el consistorio conquense ve peligrar ahora el albergue de transeúntes de la capital, para el que ya ha adelantado la aportación anual de cara a este 2012 y sigue a la espera de que la Junta de Comunidades aclare si colaborará en la financiación de este recurso que fue utilizado por 1.200 personas en 2011. Con la financiación del Ayuntamiento el centro podrá seguir abierto hasta finales de marzo. EDUCACIÓN

Sobre las competencias en Educación, Ávila ha apuntado que ésta es una responsabilidad de las Comunidades Autónomas, aunque los centros de Infantil y Primaria son competencia de los ayuntamientos. Por eso lamenta que los consistorios tengan que "hacer frente al pago del conserje, al mantenimiento, la calefacción y la luz" de los colegios "cuando es algo que no es de nuestra competencia".

Considera que es contraproducente la duplicidad de competencias en este ámbito y reclama que se aclaren situaciones similares para que cada administración sepa cuáles son sus funciones y con qué dinero cuenta.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.