El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que el Gobierno regional "no ha encajado nada bien el resultado del Congreso del PSOE" y ha señalado que "tienen que tranquilizarse", ya que, según el socialista, ha recibido "una catarata de insultos y descalificaciones" desde que tomó posesión de su cargo en el PSOE de Castilla-La Mancha.

Así ha respondido García-Page a preguntas de los medios durante su visita a la exposición del Centro Cultural de San Marcos de Toledo, donde ha señalado que ayer le "dedicaron no menos de 20 insultos en ruedas de prensa". "Cuanto más cargo y más importante lo tienen, más insultan", ha añadido el socialista.

"Me da la impresión de que estaban esperando encontrarse al PSOE en la región hundido, roto y dividido y, francamente, se han encontrado con un partido muy ilusionado, muy cohesionado, con un liderazgo renovado y con un planteamiento que creo que todo el mundo, incluidos ellos, saben que es muy sensato y muy moderado", ha declarado.

Por último, García-Page ha señalado que María Dolores de Cospedal es presidenta de Castilla-La Mancha "por la crisis económica, por el paro y por el déficit", porque muchos 'populares' "no habrían hecho méritos para conseguir la confianza de la gente".

Consulta aquí más noticias de Toledo.