El conseller de Interior, Felip Puig, ha confiado este viernes en que los cuatro incendios que azotan el Pirineu de Lleida desde este jueves, tres de ellos todavía descontrolados, queden apagados entre este viernes y el sábado.

En declaraciones desde el centro de mando, ha detallado que las llamas han arrasado casi 800 hectáreas: 400 en el incendio de Gerri de la Sal; 246 en Viu de Llevata, 114 en el de Valls de Valira y unas 10 en el de Coll de Nargó, según los últimos cálculos de los Agentes Rurales.

Los incendios han provocado que 50 personas hayan tenido que ser desalojadas, y 12 más han sido atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) por afectaciones leves, entre las cuales un bombero que fue trasladado al hospital de Tremp y ya ha sido dado de alta.

Consulta aquí más noticias de Lleida.