Los empleados del Ayuntamiento de Murcia se han concentrado por tercera vez en La Glorieta de España para protestar contra los recortes que se están llevando a cabo desde el consistorio, y que afectan a un gran número de trabajadores públicos.

Desde el Sime consideran que no pueden permitir la imposición unilateral de horarios y el empeoramiento de las condiciones de trabajo de los empleados del Ayuntamiento de Murcia.

Además, la eliminación de la especial dedicación y la especial disponibilidad supone la pérdida de 74.400 horas anuales de trabajo, en las que se dejan de prestar servicios a los ciudadanos, con la correspondiente perdida de la calidad del servicio público (cierre de oficinas de atención al ciudadano, cierre de la OMIC por la tarde, menos personal en bibliotecas).

Asimismo, según ha aparecido en diversos medios de comunicación, en el 2011 el Ayuntamiento ha acabado el año con 40 millones de euros de superávit, mientras que, al mismo tiempo, pretenden quitar a los empleados/as públicos/as 2,8 millones de euros de su masa salarial.

El Sindicato de Empleados Públicos manifiesta que el Acuerdo de Junta de Gobierno aprobado el pasado 16 de febrero "supone el mayor recorte de derechos sociales y económicos a los empleados públicos municipales". Acuerdo, al que el SIME se opone frontalmente.

Esta medida supone, explican en comunicado, "la pérdida de 2,8 millones de euros de la masa salarial del Ayuntamiento de Murcia". Recorte que supone una media de 200 euros al mes a 704 trabajadores municipales. Trabajadores que en la mayoría de los casos son los que tienen menores ingresos.

Al mismo tiempo, añaden, el Equipo de Gobierno sigue pagando 10.000 euros en horas extraordinarias al Jefe de Servicio de Estadística, casi 8.500 euros en horas extras a mandos de la Policía Local y 12.000 euros al año en productividad a dos jefes de servicio de urbanismo, por citar algunos ejemplos.

"Entendemos que existe un doble rasero en este Ayuntamiento y que se está utilizando la crisis económicas para recortar derechos al conjunto de los trabajadores municipales", insisten.

La eliminación de los complementos de especial dedicación/disponibilidad supone la pérdida de 77.400 horas de trabajo al año en el Ayuntamiento de Murcia. Esto, subraya el sindicato, va a suponer el empeoramiento de la cantidad y de la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos.

Resaltan que los responsables de la situación económica que atraviesa el Ayuntamiento de Murcia "no somos los empleados públicos. Los responsables de que el Ayuntamiento de Murcia esté en esta situación la tiene el Equipo de Gobierno".

Piden que equipo gobierno se baja sueldo un 20%

SIME pide así que el Equipo de Gobierno se baje un 20 por ciento el salario, tal y como han hecho a estos 704 trabajadores. Asimismo, denuncia las dietas a concejales por asistencia a Plenos y Juntas de Gobierno de 500 y 400 euros, respectivamente.

"Pedimos que estas cantidades que se pagan en concepto de dietas se destine a programas de contratación de personas que se encuentran en situación de desempleo", indica el sindicato.

Igualmente transmite la indignación de la plantilla municipal ante el anuncio a bombo y platillo por parte de la concejala de Hacienda de que el Ayuntamiento de Murcia ha finalizado el año con 40 millones de superávit.

Si esto es así, se preguntan "por qué se nos recortan 2,8 millones de euros a los empleados públicos". "O bien el Equipo de Gobierno miente a sus trabajadores sobre la situación económica del Ayuntamiento o bien miente o manipula a los ciudadanos de Murcia con estos anuncios".

Por lo que SIME exige que se devuelvan los 2,8 millones de euros a la masa salarial "ya".

Consulta aquí más noticias de Murcia.