Grecia
Fotografía de archivo del Partenón en la Acrópolis de Atenas (Grecia) con una bandera de la Unión Europea. Orestis Panagiotou / EFE

El 95,7 % de los acreedores de Grecia se han comprometido a participar en la quita de la deuda helena, informó este viernes la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública (PDMA) en su página web.

El país heleno necesitaba la participación de al menos dos tercios de sus acreedores para realizar el canje de los bonos actuales por otros depreciados, en la mayor reestructuración de deuda soberana de su historia.

Grecia cumple así una de las condiciones para recibir el segundo rescateEl jueves concluía el plazo para que los acreedores privados se sumasen al programa del Gobierno heleno de reestructuración de su deuda para que Grecia pueda recibir el segundo rescate de 130.000 millones de euros.

Los tenedores privados de 152.000 millones de euros en deuda griega (el 85,8%), de los 177.000 millones de euros bajo soberanía helena, aceptaron la quita de forma voluntaria.  A ellos se suman los poseedores del resto de deuda inscritos en leyes diferentes a la griega, que enviaron el "consentimiento" para proceder a la reestructuración de sus títulos.

Según los cálculos de la PDMA, la suma de estos dos tipos de bonos llegaría a los 197.000 millones de euros, es decir el 95,7% de los 206.000 millones de euros en deuda a reestructurar.

El 5% de acreedores que no se han aceptado la quita voluntariamente, pertenecen mayoritariamente a hedge fund (fondos de alto riesgo) que no dependen tanto de legislaciones nacionales y no sienten la presión de las instituciones comunitarias. En cualquier caso es probable que los depositarios de estos bonos se verán forzados a asumir la quita merced de las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) que se espera que Grecia activa.

Grecia necesitaba la participación de al menos dos tercios de sus acreedores para realizar el canje de los bonos actuales por otros depreciados, en la mayor reestructuración de deuda soberana de su historia.

Reunión extraordinaria del Eurogrupo

El Eurogrupo analiza este viernes en una reunión extraordinaria vía teleconferencia el resultado del canje de bonos entre el Gobierno griego y los acreedores privados, y las pocas acciones previas que Atenas aún tenía que cumplir plenamente para recibir la luz verde final al segundo rescate de la UE y el FMI.

Los ministros de Finanzas de la zona del euro comenzarán su reunión a las 14.00 horas con el propósito de autorizar este viernes o como tarde el lunes el segundo rescate de 130.000 millones de euros, después de que se conociera que el 95,7 % de los acreedores de Grecia participará en la quita de la deuda helena.

El Eurogrupo también tiene pendiente evaluar el cumplimiento de cuatro de las aproximadamente 40 acciones previas que tenía que promover el Gobierno de coalición encabezado por Lukas Papadimos, para recibir el segundo rescate.

Estas acciones que quedaban pendientes la semana pasada cuando los ministros se reunieron de manera extraordinaria antes de la cumbre europea se refieren a medidas de implementación en áreas como la consolidación fiscal, la regulación y supervisión del sector financiero y las reformas estructurales en el mercado laboral necesarias para impulsar el crecimiento.