Rajoy y Sarkozy
El primer ministro español, Mariano Rajoy (i), charla con el presidente francés, Nicolas Sarkozy (d). EFE

El francés Nicolas Sarkozy es el presidente menos apreciado en comparación con los líderes de Alemania, Italia, Gran Bretaña y España, mientras que el español, Mariano Rajoy, se alza, según una encuesta difundida este viernes, como el más desconocido.

El sondeo, difundido este viernes por el diario 20minutos Francia y realizado por el instituto demoscópico BVA durante los pasados 20 y 29 de febrero entre 4.217 personas de esos cinco países a través de Internet, precisa que la canciller alemana, Angela Merkel, es la mejor considerada, con un respaldo del 50%.

Frente a esos datos, un 44% dice tener una buena opinión del primer ministro británico, David Cameron, a distancia del 36% que aprueba a su homólogo italiano, Mario Monti, y al 33 y 27% que respaldan, respectivamente, a Sarkozy y Rajoy.

Los franceses consideran sorprendente que Rajoy no goce de ningún "estado de gracia" en España En cuestión de mala y muy mala opinión, en cambio, encabeza el listado Sarkozy, mal visto por casi seis de cada diez sondeados en los cinco países, en comparación con el 42 % que no ve con buenos ojos a Cameron, el 41 por ciento que desaprueba a Merkel, y el 36 y 34 por ciento que no valoran a Monti ni a Rajoy.

Los líderes con peor valoración dentro de su propio país son Sarkozy y Rajoy, con una opinión negativa por parte del 61 por ciento de sus conciudadanos, frente al 34 por ciento de italianos que piensan mal de Monti y al 49 y 44 por ciento de británicos y alemanes, que hacen lo propio con sus representantes.

El presidente francés es igualmente el más conocido de media por los encuestados de esos cinco países, con un porcentaje del 93%, un punto más que Merkel, y a mayor distancia de Cameron (88 %), Monti (74 %) y Rajoy (63 %).

La encuesta añade que Sarkozy es el único impopular en los cinco países en los que se ha realizado, así como que la canciller alemana es la única que logra un saldo positivo entre buenas y malas opiniones en todas esas naciones.

Los responsables del sondeo no se sorprenden de que Monti, al frente de su país desde noviembre tras suceder a Silvio Berlusconi, tenga la aprobación de su población, pero sí consideran sorprendente que Rajoy no goce de ningún "estado de gracia" en España, pese a que no han pasado ni tres meses desde que fue investido presidente.