Cerca del 80% de los acreedores privados de Grecia aceptarán una quita de su deuda

  • Este jueves concluye el plazo para que los acreedores privados se sumen al programa del Gobierno heleno de reestructuración de su deuda.
  • Exige que al menos una participación del 66,7% de la deuda para que Grecia pueda recibir el segundo rescate de 130.000 millones de euros.
  • Grecia se muestra optimista sobre la quita de deuda.
La bandera griega ondea junto a la de la Unión Europea frente al templo del Partenón de la Acrópolis de Atenas.
La bandera griega ondea junto a la de la Unión Europea frente al templo del Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Simela Pantzartzi / EFE

Alrededor del 80% de los acreedores privados de Grecia aceptarán aplicar una quita a sus carteras de deuda griega, según informaron varios medios de comunicación helenos horas antes de que concluya el plazo para que los acreedores se acojan al canje de deuda.

Este jueves concluye el plazo para que los acreedores privados se sumen al programa del Gobierno heleno de reestructuración de su deuda, que exige que al menos una participación del 66,7% de la deuda para que Grecia pueda recibir el segundo rescate de 130.000 millones de euros.

Según Banking News, entre el 78% y 79% de los 206.000 millones de euros de deuda griega que son susceptibles de una quita habrían aceptado participar en el programa. Entre estos, de los 177.400 millones de euros que se encuentran bajo soberanía griega, alrededor de 143.000 millones habrían confirmado su participación, lo que equivale a más del 80%.

Sin embargo, una aceptación de en torno al 80% estaría por debajo del objetivo del 90% que se ha marcado por el Gobierno heleno para los bonos bajo soberanía griega, y obligaría a activar las cláusulas de acción colectiva (CACs), que forzarían la participación de todos los acreedores regidos por la legislación helena en la operación de intercambio de deuda.

Esto implicaría que la participación del sector privado ya no sería voluntaria, sino obligatoria, y sería considerado un evento de crédito por la Asociación Internacional de Derivados y Swaps (ISDA por sus siglas en inglés), lo que activaría los seguros de impago (CDS).

La oferta de canje de bonos planteada por Atenas con el beneplácito de la Unión Europea supondrá una quita del 53,5% en los bonos soberanos griegos y una pérdida de valor real en las carteras de deuda soberana de Grecia de entre el 73% y el 74%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento