Whitney Houston, 'Krissi' y Bobby Brown
Whitney Houston y Bobby Brown, junto a su hija en una imagen de archivo. ARCHIVO

Bobbi Kristina, la hija de la cantante fallecida Whitney Houston, es la heredera de todo el patrimonio de su madre, según revela el testamento de la artista hecho público el miércoles por el programa de televisión Inside Edition, de la cadena CBS.

El testamento de Houston no menciona bienes específicos, pero lega todos sus muebles, vestidos, joyas, coches y demás efectos personales a los hijos que la sobrevivan. Bobbi Kristina, de 19 años, es su única hija.

Los familiares podrán administrar ese dinero para determinadas gestiones como la compra de una vivienda o un negocio

El legado de la artista podría estar valorado en unos 20 millones de dólares, según la web especializada en información de famosos TMZ.

El exmarido de Houston, Bobby Brown, no recibirá nada del patrimonio de Houston. La pareja firmó un contrato prenupcial de separación de bienes antes de casarse en 1992.

Según el programa de televisión, el dinero de Houston se colocará en un fondo fiduciario controlado por familiares al que la joven podrá acceder en parte cuando cumpla 21 años. Más adelante, cuando cumpla 25 años, tendrá una mayor cantidad a su disposición y cinco años después terminará por controlar todo el dinero.

Los miembros familiares en control de esas cifras podrán administrar ese dinero para determinadas gestiones como la compra de una vivienda o para comenzar un negocio.

El testamento se firmó el 3 de febrero de 1993, un mes antes de que Houston diera a luz a su hija, y fue ratificado en abril de 2000.

Houston falleció el 11 de febrero a los 48 años en un hotel de Los Ángeles por causas que aún se investigan. Se sospecha que la causa podría haberse debido a una combinación de medicamentos antidepresivos y alcohol.