La Escuela de Danza y Residencia de Estudiantes 'Ángel Corella' —aunque todavía no tiene el nombre definido al cien por cien—, ubicada en Figueres, será una realidad en septiembre de 2014 según han avanzado este lunes el alcalde de la población, Santi Vila, y los bailarines Ángel y Carmen Corella en una rueda de prensa en la capital del Alt Empordà.

El centro tendrá una capacidad para unos 150 alumnos residentes como máximo y acogerá a jóvenes de entre 11 y 18 años dando preferencia a los catalanes y españoles por delante de los extranjeros, aunque todos los aspirantes tendrán que pasar una audición previa, ha detallado el bailarín.

Esta escuela servirá para alimentar, en el futuro, el Barcelona Ballet —la compañía que el reconocido bailarín ha trasladado recientemente a la capital catalana— y se convertirá así en la sexta más importante del mundo, por detrás de las que tienen asociadas las compañías más destacadas de danza clásica como las de Nueva York, Londres, París, Rusia y Dinamarca.

"Es un sueño que se hará realidad en un entorno fantástico, haremos un trabajo metódico para que Figueres se llene todavía más de cultura, vendremos a sumar y a aportar el máximo", ha afirmado Corella.

El bailarín ha destacado que si eligió Figueres fue porque es una ciudad que le encanta, por el interés que ha mostrado en todo momento el alcalde, y porque en una ciudad grande, como Barcelona, es más difícil controlar a los jóvenes y puede ser contraproducente: "Aquí podrán crecer de forma más relajada".

"Además, aquí se siente esa parte artística, se huele, se palpa, es el lugar perfecto", ha añadido el artista, que también ha avanzado que la directora de la escuela será su hermana, Carmen Corella, y que él también impartirá clases.

El proyecto

El solar destinado a la escuela, de 2.500 metros cuadrados, se encuentra situado en una isla de equipamientos educativos, limitado por el sur con el Instituto Cendrassos, a diez minutos del centro histórico de la ciudad.

El consistorio, según ha detallado Vila, calcula que la inversión necesaria para la construcción del centro —que contará con dos edificios: la escuela y la residencia— sea de 8,5 millones de euros, financiados en un 30% por administraciones públicas y el resto por inversión privada.

Esta primavera se abrirá un concurso para que los arquitectos interesados en hacer el proyecto puedan presentarlo y será en otoño cuando tendrán que entregar los trabajos al Ayuntamiento, que tendrá todo 2013 para licitar la obra y la escuela e iniciar el proyecto constructivo para que todo esté listo para empezar el curso en septiembre de 2014.

Para subvencionar el 30%, el consistorio espera contar con el respaldo de la Generalitat y de la Diputación de Girona, y también del Estado; en relación a la inversión privada, el alcalde ha asegurado que existe un "interés social" porque se ve que es un proyecto "solvente económicamente".

Evidentemente, una vez construido el edificio, la gestión —aunque también se abrirá concurso público— iría a cargo de la Fundación Ángel Corella, que tendrá la concesión durante 50 años, el máximo que permite la ley.

El consistorio de momento también está trabajando juntamente con la Generalitat para buscar una salida a la formación académica de Secundaria y Bachillerato que también necesitarán los alumnos residentes en la escuela de Figueres y ha apuntado que muchos cursarán sus estudios en el instituto colindante al centro, el Cendrassos.

Finalmente, Corella también ha anunciado que la compañía de ballet está cerrando diferentes convenios con festivales catalanes para poder actuar en ellos; por ejemplo, están hablando con el Festival de Peralada para convertirse en compañía residente.

Consulta aquí más noticias de Girona.