Taxis
Varias filas de taxis se acumulan a diario en la parada de la avenida del General Perón, en las inmediaciones del paseo de la Castellana. Jorge París

Los madrileños de la capital están acostumbrados a lidiar con la doble fila. Los atascos como consecuencia de estacionamientos indebidos son comunes a las puertas de los colegios o ante los restaurantes y locales de moda.

En las 378 paradas existentes solo caben 5.00 de los casi 16.000 taxis con licencia en MadridLo insólito es que ahora son también los taxis los que ocasionan problemas circulatorios al aparcar en doble y triple fila en las 378 paradas que hay en los 21 distritos, tal y como ha comprobado 20minutos, reconocen sus asociaciones profesionales y padecen a diario los usuarios afectados –conductores y peatones.

El número de taxis que circulan por Madrid y su área de prestación conjunta –integrada por 40 municipios más– asciende a 15.708, pero en las paradas de la capital (donde trabajan la mayoría de los vehículos) solo caben 5.155 (el 32% del total). A pesar de esto, los vehículos se amontonan para evitar dar vueltas de vacío y gastar combustible, llegando a duplicar o triplicar su capacidad.

"Somos conscientes de que estamos entorpeciendo carriles, nos paramos donde podemos y quizá no siempre de forma correcta", admite el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, la mayoritaria. Por eso, han pedido al Ayuntamiento de Madrid que incremente en un 40% el número de paradas y en un 20% las plazas existentes.

Puntos negros

La acumulación de taxis en las paradas y la invasión por estos de carriles destinados a la circulación es un problema que sufren los conductores de todos los distritos, pero los profesionales del volante consultados por este diario coinciden en señalar que hay áreas más conflictivas que otras. "En la parada que tienen en General Perón esquina con la Castellana (Tetuán) caben diez coches, pero nunca hay menos de 40", se queja un transportista.

Los distritos de Tetuán, Salamanca, Ciudada Lineal, Retiro o Centro lo sufren especialmenteOtra ‘parada caliente’ es la ubicada en la "confluencia de la calle Ortega y Gasset con Velázquez (Salamanca)", con capacidad para nueve vehículos y donde el overbooking es algo habitual. En el mismo distrito, las tres y cuatro plazas de las dos paradas de la calle Juan Bravo –una en la esquina de General Pardiñas y la otra en General Díaz Porlier– se quedan pequeñas y los coches terminan invadiendo uno de los carriles destinados al tráfico.

Y el problema es exactamente el mismo, entre otras, en las paradas de Condesa de Venadito y Ramírez de Arellano (Ciudad Lineal), donde se juntan más taxis de los que caben.

Donde tampoco se libran de los atascos provocados por la masiva afluencia de taxis es en las inmediaciones de la estación de Atocha. Circular por la calle Atocha (Centro) o por la de Alfonso XII (Retiro) exige buenas dosis de paciencia a los sufridos conductores.

El Ayuntamiento de Madrid no es ajeno al problema circulatorio ocasionado por las paradas de taxis saturadas, aunque desde el área de Movilidad han rechazado adelantar si cederán o no a la petición del gremio de aumentar su número, algo que solicitan también grupos de la oposición como UPyD.

Lo que sí tiene claro el concejal responsable, Antonio de Guindos, es que el estado de la movilidad es "preocupante" en algunas zonas, como en las inmediaciones de la estación de Atocha, donde asegura que ha solicitado a Adif que reordene a los vehículos que prestan allí su servicio.

Pueden parar en zona verde y azul

La petición de los taxistas para ganar zonas de estacionamiento y evitar así estar dando vueltas de vacío por la ciudad gastando combustible no convence ni a conductores ni a peatones. "No hay que habilitar nuevas paradas ni tienen por qué ocupar carriles de circulación", aclaran en Automovilistas Europeos Asociados.

Es un problema puntual debido a la crisisSegún su presidente, Mario Arnaldo, tanto la ordenanza de movilidad como la que regula el servicio de vehículos con taxímetro facultan a los taxistas a parar en zonas verdes y azules cuando están de servicio y sin limitación horaria ni necesidad de poner tique, es decir, gratuitamente.

Tampoco la Fundación para el Progreso de Madrid apoya la propuesta de incrementar el número de paradas. "Nos están pidiendo que hipotequemos espacio urbano, zonas de tránsito para caminar, por un problema puntual que afecta al sector y que es la falta de clientes por la crisis".

Estacionamiento "improvisado"

La crisis no solo ha frenado en seco el número de taxis que circulan por la capital –lo que convierte en misión casi imposible parar uno vacío fuera de las paradas, como publicó este diario a finales de 2009–, sino que ha llevado a los profesionales a intentar "captar" clientes en cualquier sitio. Los conductores de taxi reconocen estar creando "paradas improvisadas" o "fantasma" en calles muy transitadas donde no las hay, como la Gran Vía, sobre todo por la noche, o la carrera de San Jerónimo.

Dinos si ves necesario que haya más paradas para los taxis. Escríbenos a zona20@20minutos.es

Consulta aquí más noticias de Madrid.