Prisioneros libios
Prisioneros libios obligados a meterse en la boca la bandera del país. YOUTUBE

Un grupo de rebeldes libios aparece en un vídeo de Youtube humillando a diez ciudadanos de raza negra de la localidad de Tawergha a quienes acusan de haber posicionado a favor del exdictador Muamar El Gadafi. A pesar de que los detenidos niegan las acusaciones, los rebeldes los mantienen encerrados en una jaula y les obligan a comerse trozos de la antigua bandera de Libia.

Cómete la bandera, perro! ¡Perro, ven aquí! ¡Cómete la bandera, tawergo! ¡Sucio perro! ¡Levantaos, perros!", grita uno de los rebeldes a los detenidos mientras los demás se ríen de ellos. En el vídeo grabado con un dispositivo móvil se puede ver cómo les obligan a levantarse y tienen en la boca trozos de tela verde.

Llamar perro a una persona se considera un insulto de especial gravedad porque para los musulmanes es un animal impuro para los ritos. De hecho, los musulmanes no tienen perros como mascotas aunque algunos los utilizan como guardianes o para la caza.

Ciudadanos negros reciben represalias por apoyar a Gadafi como mercenariosLa cadena panárabe Al Yazira señaló en septiembre que muchos de los inmigrantes y refugiados subsaharianos consiguieron escapar hacia Malí y Níger tras sufrir las represalias de los rebeldes durante el conflicto armado. Más de 5.000 fueron detenidos en Libia, acusados de haber participado en los combates contra las fuerzas de Gadafi como mercenarios y ahora se enfrentan a a palizas, ejecuciones en masa y actos de venganza.

Amnistía Internacional ha dicho que "los inmigrantes y refugiados subsaharianos se han convertido en portadores de un estigma y son víctima de la discriminación y la violencia" a pesar de que no toda la población negra del país está conformada por ciudadanos subsaharianos y muchos tienen la nacionalidad libia.