Comienza el lunes el juicio contra el exgerente de Bitel y otros cuatro acusados por desviar 700.000 euros públicos

El escrito de acusación no ha sido notificado a dos empresas y la Fiscalía solicita un informe psiquiátrico sobre Vidal
Acusados De Bitel
Acusados De Bitel
EUROPA PRESS

El juicio contra el exgerente de Bitel, Damià Vidal, y otros cuatro acusados por un presunto desvío de 700.000 euros de esta empresa pública durante la segunda legislatura de Jaume Matas (2003-2007) comenzará el próximo lunes y se celebrará hasta el miércoles, después de que se aplazara el pasado 20 de febrero, debido, entre otros motivos, a que no les había sido notificado el escrito de acusación de la Fiscalía a dos empresas que deben responder como responsables civiles subsidiarias.

El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma acordó el pasado 20 de febrero la suspensión de la vista oral, después de que así lo solicitara el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, quien especificó que las mercantiles a las que se solicita una fianza civil son Hélix Infocom y Auditoría Informática Balear.

Asimismo, el fiscal alegó, como otra de las causas por las que solicitó el aplazamiento, que sea aportado al juicio un informe psiquiátrico sobre la salud mental de Vidal, quien fue perito de la defensa en el primer sumario del caso Bitel, que indagaba si desde la Secretaría de Matas en su primer mandato fue espiado el correo electrónico del entonces presidente de la Comisión Insular de Urbanismo, el socialista Francesc Quetglas.

En concreto, en este segundo procedimiento, que fue instruido por el Juzgado de Instrucción número 10, el Ministerio Público postula que los inculpados habrían incurrido en delitos de malversación de caudales públicos, defraudación, falsedad documental y revelación de secretos en torno a la gestión de la entidad Balears Innovació Telemática S.A. (Bitel).

Junto a Vidal, quien se encuentra en libertad bajo fianza de 200.000 euros y para quien la Fiscalía solicita 14 años de cárcel, también serán juzgados el exsecretario de Bitel, Sebastián Romaguera, quien se ha conformado con la pena solicitada para él -una multa de 5.400 euros-; el ingeniero informático Iván Guardia, el exdirigente de las Nuevas Generaciones del PP, Ramón de la Iglesia -ambos se enfrentan a una petición de un año y ocho meses de cárcel- y el exjefe financiero de Bitel, Miquel Simonet -dos años de prisión-.

La acusación pública sostiene que Vidal, defendido por el letrado Eduardo Valdivia, ideó y planificó diversas actuaciones dirigidas a apoderarse de ingentes cantidades de dinero procedentes de los fondos públicos de los que tenía poder cuando estaba al frente de la entidad pública, aprovechando para ello la falta total y absoluta de controles administrativos y financieros.

En su escrito de calificación, la Fiscalía asevera que el principal acusado de este caso utilizó varios mecanismos para hacerse con el dinero público, entre ellos haciendo uso de la tarjeta de crédito de la sociedad en beneficio privado, realizando transferencias desde la cuenta de Bitel a la suya propia, adjudicando contratos a una empresa de su propiedad y cobrando comisiones por contratos, que ascenderían a unos 30.000 euros.

Este será uno de los primeros juicios que tendrá lugar por las presuntas irregularidades cometidas al frente de diversos organismos públicos durante el último mandato de Jaume Matas, quien por su parte está siendo investigado en el marco del caso Palma Arena y se encuentra en libertad bajo fianza de 2,5 millones de euros, una de las más altas impuestas a un político en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento