El arzobispo de Oviedo recuerda que Dios "está con los que más sufren" y "padece" con ellos

COTONÚ, 2 (de la enviada de EUROPA PRESS, Isabel Vega) El arzobispo de Oviedo, Monseñor Jesús Sanz, ha oficiado una misa en el centro de acogida infantil de Mensajeros de la Paz en Cotonú (Benín) y ha destacado que Dios "está con los que sufren", padeciendo con ellos la desgracia.
Misa En El Centro De Acogida Infantil De Mensajeros De La Paz En Cotonú, En Bení
Misa En El Centro De Acogida Infantil De Mensajeros De La Paz En Cotonú, En Bení
EUROPA PRESS

COTONÚ, 2 (de la enviada de

Europa press, Isabel Vega)

El arzobispo de Oviedo, Monseñor Jesús Sanz, ha oficiado una misa en el centro de acogida infantil de Mensajeros de la Paz en Cotonú (Benín) y ha destacado que Dios "está con los que sufren", padeciendo con ellos la desgracia.

"Siempre que hay una catástrofe natural o soportamos situaciones de violencia, de injusticia o de extrema pobreza, nos preguntamos dónde está Dios, y Dios está, en primer lugar, con los que sufren, sufriendo con ellos", ha declarado durante la Homilía.

La eucarístía ha sido organizada por el presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, para conmemorar el décimo aniversario de la organización en Benín y el quincuagésimo de su labor en todo el mundo. Monseñor Sanz se encontraba ya en el país visitando la diócesis de Bembereke.

El arzobispo ha destacado que el centro de la asociación en Cotonú "devuelve a los niños el sueño feliz" que Dios tuvo para ellos y que "el egoísmo de los adultos" había truncado. "Díez años después, padre Angel, damos gracias por los niños que han pasado por aquí. Damos gracias por esta obra y pedimos gracia para que Dios nos siga bendiciendo con ella", ha destacado.

Por su parte, el padre Ángel ha puesto el acento en que la obra de Mensajeros de la Paz nació con vocación religiosa y con ella sigue, sin entender de ideologías ni de partidos. "Ahora que no está de moda hablar bien de políticos ni de obispos, no puedo dejar de decir que gracias a los obispos que me quieren y también a alguno que no me quiere, Mensajeros de la Paz es una realidad", ha señalado.

El sacerdote asturiano ha instado al arzobispo a "hacer un regalo" de cumpleaños a la asociación, visitando con ella la cárcel civil de Cotonú, donde este viernes Mensajeros hará entrega de una serie de colchones para equipar la zona donde están encarcelados 55 menores de edad, a fin de mejorar sus condiciones de vida.

Entre otras autoridades, han asistido el Nuncio Apostólico en Benín, el Cónsul honorario de España en el país, el Cónsul de Francia y una delegación de representantes del Ejecutivo nacional.

Asimismo, ha seguido la ceremonia un nutrido grupo de niños en representación de todos los centros de acogida existentes en el país, tanto de menores en situación vulnerable como de recuperación de niños esclavos y de apoyo a discapacitados. Los presentes han seguido la ceremonia bajo presencia de una imagen de 'La Santina', la Virgen de Covadonga, que fue traída desde España por Mensajeros de la Paz y que actualmente tiene un lugar de honor reservado en el centro infantil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento