El crucero Costa Allegra, que a causa de un incendio el pasado lunes se quedó sin electricidad a la deriva en el Oceano Índico y ha tenido que ser remolcado durante tres días, llegó este jueves a la isla de Mahé, la mayor del archipiélago de las Seychelles, y los pasajeros ya han desembarcado.

En declaraciones a los medios de comunicación italianos, los pasajeros entrevistados lamentaron las condiciones en las que tuvieron que viajar durante tres días, pero se mostraron satisfechos del trato y elogiaron el comportamiento del capitán, Nicolò Alba, de 48 años.

Uno de los entrevistados, Aldo, procedente de Bérgamo (norte de Italia), explicó que tras saber del incendio hubo mucho miedo, se hizo poner el chaleco salvavidas a todos los pasajeros y fueron convocados en los puentes de evacuación para subir a los botes de salvamento.

Los 627 pasajeros y 413 miembros de la tripulación del crucero "Costa Allegra", entre los que había 15 españoles, dos brasileños y un uruguayo, desembarcaron con tranquilidad y todos ellos aparecieron en buenas condiciones.
Los pasajeros se han duchado con agua mineral y han comido alimentos fríos

Los últimos tres días, los pasajeros han dormido en las cubiertas al aire libre, debido al calor que había dentro del barco, se han lavado con agua mineral y han comido alimentos fríos.

En el puerto están las autoridades de las islas Seychelles, así como representantes de cada país que se encargarán de acoger a los pasajeros y personal de la Cruz Roja por si es necesario atender a alguien, aunque ya se informó de que todos los viajeros están perfectamente.

Continuar de viaje o volver a casa

Según informó este jueves en un comunicado la naviera, Costa Cruceros, por el momento 376 de los 627 turistas que viajan en la embarcación han aceptado la oferta de continuar sus vacaciones una o dos semanas en el archipiélago del Índico con todos los gastos pagados por la compañía, así como el vuelo de regreso a casa.

Mientras que los otros 251 pasajeros del barco, en el que viajan 15 españoles, dos brasileños y un uruguayo, han decidido, por el contrario, volver a casa con vuelos dispuestos por Costa Cruceros que saldrán desde la isla de Mahé, en las Seychelles, en la tarde-noche de mañana.

El incendio en el Costa Allegra se ha producido un mes y medio después del naufragio del Costa Concordia (también propiedad de Costa Cruceros) frente a la isla italiana de Giglio, que dejó 25 muertos y 7 desaparecidos.