Parque Nacional Kruger
Situación del Parque Nacional Kruger, Sudáfrica. GOOGLE MAPS

Cuatro empleados del parque Kruger, la reserva natural más importante de Sudáfrica, fueron detenidos este martes, acusados de practicar la caza furtiva de rinocerontes en esta zona del país, según anuncia la Dirección de Parques Nacionales (SANPARKS) en un comunicado. Los arrestos se dieron a partir de la aparición de dos cadáveres de rinoceronte en la zona de Pretoriuskop, al este del país, donde trabajaban los cuatro vigilantes detenidos.

Uno de los detenidos es un guardabosques, otro pertenece a los Servicios de Protección del parque y un tercero está asignado a la unidad de control de tráfico de las carreteras. El cuarto acusado participaba desde el 15 de febrero, junto a más de dos centenares de trabajadores, en una huelga para exigir subidas salariales.

Los procedimientos de investigación y detención de los cazadores furtivos fueron llevados a cabo por miembros de SANPARK conjuntamente con la policía del país. Las autoridades rastrean los indicios que relacionan a los vigilantes con otros incidentes de la misma naturaleza que se han registrado en la zona recientemente.

Una práctica alarmante

En esta misma área se han contabilizado 11 de los 43 casos de caza furtiva que se han detectado en el parque Kruger en lo que va de año. Según las cifras que ha publicado SANPARKS, desde enero se han contabilizado 80 rinocerontes muertos y han sido detenidos más de medio centenar de personas por la persecución de rinocerontes, muy valorados por el material de sus colmillos, a los que se atribuyen propiedades medicinales.

El año pasado la cifra de rinocerontes muertos superó el récord de 333 de 2011

"Es muy triste descubrir que las manos de las mafias del tráfico de cuernos de rinocerontes han llegado a manchar a aquellos a los que hemos encomendado la tarea de vigilar nuestro patrimonio natural", afirmó David Mabunda, director ejecutivo de SANPARKS. Sin embargo, las autoridades han percibido un incremento de la colaboración de la población local, lo que ha permitido un mayor número de arrestos.

El año pasado se alcanzó una cifra récord: 443 ejemplares murieron víctimas de la caza ilegal; debido a esta práctica, el rinoceronte se encuentra en grave peligro de extinción. En el año 2010, la World Wildlife Fund (WWF) declaró el día 22 de septiembre el día mundial del rinoceronte para reclamar atención sobre la crítica situación de esta especie.