Irlanda celebrará un referéndum sobre el nuevo tratado europeo

  • El tratado marca la disciplina presupuestaria de los países de la UE.
  • Irlanda ya emitió en el pasado sonoros "noes" y paralizó la aplicación de otros acuerdos comunitarios. Se desconoce cuál será la decisión de los irlandeses.
El primer ministro irlandés, Enda Kenny.
El primer ministro irlandés, Enda Kenny.
Bruno Fahy / EFE

El electorado irlandés acudirá de nuevo a las urnas para ratificar el nuevo tratado de la Unión Europea sobre disciplina presupuestaria, después de emitir en el pasado sonoros "noes" y paralizar la aplicación de otros acuerdos comunitarios.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, anunció este martes ante el Parlamento que convocará un referéndum, después de que la Fiscalía General del Estado haya concluido que la adhesión de Irlanda al tratado modificaría su Constitución, en cuyo caso el Gobierno está obligado legalmente a celebrar una consulta popular.

El 'Taoiseach' (primer ministro) no dio una fecha para la celebración de la consulta popular y se limitó a explicar que el Ministerio correspondiente comenzará en las "próximas semanas" los preparativos, como el establecimiento de una "Comisión de Referéndum".

Cuando no ha empezado siquiera la campaña, nadie se atreve a predecir cuál será la decisión de los irlandeses, que pueden verse tentados a protestar contra las duras medidas de austeridad con un "no" o dar el "sí" por miedo a un hipotético futuro fuera del euro.

En 2008, los irlandeses rechazaron en una consulta popular el Tratado de Lisboa, aunque un año después dieron el "sí" a un texto modificado. Fue el año del comienzo de la grave crisis económica que afecta a Irlanda, si bien su verdadera magnitud no se conoció hasta mucho después, con la llegada en diciembre de 2010 de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Dublín para un programa de ayuda cuantificado en 85.000 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento