El PPdeG rechaza una moción contra la incineradora en O Irixo al alegar que "la ubicación no está decidida"

El BNG y el PSdeG advierten de que presentarán mociones e interpelaciones en todos los ayuntamientos para evitar su instalación
Protesta Durante Una Moción Sobre La Incineradora De O Irixo
Protesta Durante Una Moción Sobre La Incineradora De O Irixo
EUROPA PRESS/REMITIDO

Los votos en contra del PPdeG han tumbado una moción del BNG para que la Xunta rechazase "cualquier proyecto" para la instalación de una planta incineradora de basura en el municipio ourensano de O Irixo, pero el diputado popular Daniel Varela ha alegado que "la ubicación no está decidida" y que puede ser "cualquier lugar de Galicia".

Ante estas palabras, la parlamentaria del PSdeG Carmen Gallego ha aplaudido que el "Baltar's power" haya hecho, a su juicio, "recular" al presidente gallego, al ya no ser firme la pretensión de construir la planta en dicho ayuntamiento —como anunció el pasado diciembre el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández—.

La moción aprobada por unanimidad el pasado viernes en la Diputación de Ourense, en el primer pleno provincial presidido por Manuel Baltar desde su toma de posesión, ha estado presente durante todo el debate y, así, la autora de la iniciativa, la nacionalista Tereixa Paz, ha llamado a la unidad de los grupos para hacer "prosperar un acuerdo unánime rechazando la instalación de la incineradora en O Irixo y en cualquier lugar donde se produzca un impacto de las mismas características".

Y es que el texto pactado en el pleno del organismo provincial —tras modificar el documento inicial, del PSOE— restringe la "oposición" de la Diputación a una localización concreta, que es la que actualmente maneja la empresa Estela Eólica, adjudicataria del concurso eólico de 2009.

"cualquier lugar de galicia"

En este contexto, el diputado del PPdeG Daniel Varela ha aseverado que "no hay tomada ninguna decisión sobre la ubicación" de la incineradora y ha advertido de que, tras examinar "escrupulosamente" la cuestión y "posibles propuestas que lleguen", su localización podría ser la actual, otra dentro del municipio ourensano de O Irixo, "fuera de O Irixo o en cualquier lugar de Galicia".

"Debe quedar meridianamente claro que la ubicación no está decidida y que habrá que estudiarla", ha incidido durante su intervención. En cuanto a la incineración, ha interpretado que PP y PSdeG "no están tan lejos", puesto que el plan de residuos de la Xunta prevé el compostaje y el reciclaje, y la "valorización" de la basura restante, ya que los vertederos son lo que está "prohibido por la Unión Europea".

"No estamos tan lejos, lo que pasa es que hay que desgastar al Gobierno", ha opinado, antes de recriminar a la oposición "contradicciones y dobles discursos" que, a su juicio, le restan "credibilidad".

Sobre el texto de la moción, Varela ha manifestado que los populares coinciden en que no quieren "cualquier proyecto, ni en O Irixo ni en ningún ayuntamiento". "Queremos otras cuestiones ambientales", ha llamado la atención, para mostrar su disposición a llegar a un "acuerdo unánime". "Está en nuestra voluntad como está también en otros foros", ha resaltado.

"aclaren cuál es su intención"

Pero, previamente, la diputada del BNG Tereixa Paz ha advertido a los populares de que "va siendo hora de que aclaren cuál es su intención" y "si siguen defendiendo un modelo antieconómico, antiecológico, contrario a la salud pública y a los intereses económicos de los ganaderos".

En este sentido, ha ironizado con que "parece que los grelos que se cultivan al lado de las incineradoras son los que más le gustan al señor Núñez Feijóo" e instó al grupo del PP a posicionarse para "rechazar" la "hipoteca" que supone la instalación de una incineradora en la comarca de O Carballiño.

En su primera intervención adelantó Paz que, "a la vista de la enmienda" de los populares, el Bloque tenía "alguna esperanza de que pueda, esta vez sí, prosperar un acuerdo unánime rechazando la instalación de la incineradora en O Irixo y en cualquier lugar donde se produzca un impacto de las mismas características".

No obstante, durante su segundo turno de palabra ha subrayado que "lo que pone el plan de residuos no es ninguna garantía de salubridad", en relación al texto que pretendían añadir los populares mediante la enmienda. "Ustedes cambian la legalidad, como ya vimos en este mismo proceso y esta mañana, sin las más mínimas garantías de legitimidad democrática", ha censurado.

Así las cosas, ha aplaudido "el mérito" de ciudadanos que, movilizándose, "obligaron a personalidades del PP, por intereses políticos, a posicionarse", en alusión a la moción aprobada por la Diputación ourensana. "BALTAR'S POWER"

Por su parte, la parlamentaria del PSdeG Carmen Gallego ha aseverado, durante su discurso, que "esto se llama recular". "Esto es Baltar's power", ha incidido la diputada y se ha referido a la influencia que ejerce el vicepresidente primero del Parlamento, el ourensano Miguel Santalices, sobre el grupo parlamentario del PP.

A su juicio, el "Baltar's power" está "haciendo recular al presidente de la Xunta", después de la aprobación de la mencionada moción en el pleno del pasado viernes. "Señores del PP: Bienvenidos a este Baltar's Power. Bienvenidos a la no construcción de la planta en el Ayuntamiento de O Irixo", ha proclamado Gallego.

En este sentido, ha avisado de que "el PSOE va a llevar una moción por cada ayuntamiento de Galicia" y ha augurado que "va a haber más de un Baltar" que "ayude" a hacer "entrar por la senda del razonamiento" al PP. "Estamos dispuestos a presentar 314 interpelaciones y las correspondientes mociones", ha coincidido la portavoz de los nacionalistas en el debate.

Paz y Gallego han utilizado, igualmente, argumentaciones similares en contra del modelo de tratamiento de residuos de la actual Xunta de Galicia. La diputada del Bloque ha esgrimido informes que señalan los "incumplimientos" del Gobierno gallego en esta materia y la parlamentaria socialista ha incidido en que "el problema es el modelo" y que los populares "andan al negocio", que, según ha dicho, está en los vertederos.

Protesta ante el parlamento

Durante el debate, un grupo de unas 30 personas se ha concentrado a las puertas del Parlamento para expresar su "total oposición a la ubicación" de la planta y al sistema elegido para tratar la basura. "No nos parece una solución implantar otra incineradora, ni este método de la incineración", ha señalado, en declaraciones a Europa Press, una portavoz de la plataforma 'Incineradora no Deza Non', Tamara García.

En su opinión, la moción aprobada en el organismo provincial ourensano no es "ningún avance ni ningún paso en claro", porque lo que demanda este colectivo es que quede "claro" que no se va a construir otra incineradora y que se va a tratar de modificar el modelo. Varios miembros de esta plataforma, además, han asistido al debate en el hemiciclo desde el palco de invitados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento