La ONU cifra en más de 7.500 los muertos por la represión en Siria

  • Se cumplen once meses de conflicto.
  • Este martes 92 personas murieron por ataques de las fuerzas del régimen.
  • Rusia y China siguen sin querer intervenir en el país.
Simpatizantes del gobierno sirio participan en una manifestación.
Simpatizantes del gobierno sirio participan en una manifestación.
YOUSSEF BADAWI / EFE

La cifra de víctimas de la represión en Siria desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Bachar al Asad hace once meses supera con creces los 7.500 muertos, informó Naciones Unidas, pese a reconocer que en estos momentos no puede ofrecer un número exacto de fallecidos.

"Aunque no podemos dar una cifra exacta de víctimas, hay informes creíbles que muestran que el número de muertos excede los 100 civiles al día, entre ellos muchas mujeres y niños. La cifra total está seguro muy por encima de los 7.500", afirmó el subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe.

Pascoe, que informó al Consejo de Seguridad de la situación general en Oriente Medio, dijo además que "el uso desproporcionado de la fuerza y la agresión militar contra la población civil por parte de las autoridades ha llevado a las fuerzas de la oposición pacíficas a recurrir a la resistencia armada".

Este martes, 92 muertos

Solo este martes, al menos 92 personas murieron y varios centenares resultaron heridas en Siria en una nueva ofensiva de las fuerzas del régimen contra las provincias centrales de Homs y Hama, informó un grupo opositor.

Los Comités de Coordinación Local (CCL) señalaron en un comunicado que 50 personas murieron en el bastión opositor de Homs, asediado por los bombardeos desde principios de mes; 27 en Hama, seis en Alepo (norte), cinco en Idleb (noroeste), tres en Deir el Zur (este) y uno en Deraa (sur).

Rusia y China no quieren intervenir

Mientras, Rusia y China siguen frenando los intentos de la comunidad internacional de buscar una solución a la alarmante situación humanitaria en Siria al liderar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a un grupo de países que rechaza "toda injerencia" en el país árabe.

El Consejo de Derechos Humanos celebró este martes la primera parte de un debate especial sobre la situación en Siria en el que se debe votar una resolución presentada por Turquía y Catar que solicita el acceso humanitario al país árabe y condena la feroz represión del régimen de Bachar al Asad.

Rusia, China, Cuba, Venezuela y Ecuador intervinieron en el debate para denunciar "la politización" del organismo de la ONU y rechazar categóricamente cualquier intervención extranjera, argumentando que es responsabilidad única de los sirios -tanto del Gobierno como de los grupos de la oposición- el acabar con el conflicto. "Ante todo, debemos respaldar la integridad territorial y la soberanía de Siria", afirmó Qui Xiaoxia, segunda jefa de la delegación china en esta sesión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento