Blasco dice que hay que ser muy respetuosos con las imputaciones y recuerda que Fabra estuvo imputado cuando era alcalde

Cree, sobre la destitución de Felip y Catalá, que se ha abierto "un camino en el que todo el mundo va a tener que ser muy cuidadoso"
Blasco En La Rueda De Prensa Tras La Junta De Portavoces
Blasco En La Rueda De Prensa Tras La Junta De Portavoces
EUROPA PRESS

El portavoz del PP en las Corts y exconseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha advertido de que "hay que ser muy respetuosos" con las imputaciones judiciales y "muy escrupulosos en las decisiones que se toman hasta que no se haya producido una sentencia firme" porque "pueden hacer mucho daño". Así, ha recordado que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, fue imputado en su etapa al frente del Ayuntamiento de Castellón. "Si hubiera dimitido, no sería hoy presidente de la Generalitat", ha apuntado.

Blasco ha aludido así a una situación por la que atravesó Fabra cuando era alcalde de Castellón, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, en relación a la actuación judicial y policial por un supuesto fraude en ayudas a la cooperación de la extinta Conselleria de Solidaridad que dirigió, que se ha saldado políticamente, hasta el momento, con la destitución del director general de Cooperación, Josep María Felip, y del subsecretario del departamento de Sanidad, Alexandre Catalá Bas, por sus responsabilidades en ese departamento.

El síndic 'popular, también ha puesto como ejemplo al concejal del Ayuntamiento de Valencia, Jorge Bellver imputado por el caso de los jardines de Monforte. "Fue imputado y, además, fue a juicio. Si con esa imputación hubiera dimido, hoy no sería diputado del PP".

Así, ha advertido del "daño" que se puede hacer a los imputados por exigirles que tomen decisiones que, según él, "no se corresponden con el funcionamiento adecuado de un estado de derecho". Por ello, considera que "quienes alimenten campañas sobre esto, le hacen un flaco favor a la democracia", ha agregado.

Fabra actuó "correctamente"

En este sentido, a preguntas de los medios por la decisión de Fabra de destituir a Felip y Catalá, el exconseller ha afirmado que el jefe del Consell actuó "correctamente". Sin embargo, ha señalado que se ha "abierto un camino en el que todo el mundo va a tener que ser muy cuidadoso".

"Yo estaré siempre al lado de mi presidente, en este caso Fabra. Otra cosa es que, dicho esto, hay que ser muy escrupulosos en las decisiones que se toman hasta que no se haya producido una sentencia firme. Hasta que una persona no tiene una condena, tiene el mismo derecho a que se presuma de su inocencia como cualquier otro". "Se ha demostrado en más de una ocasión que se han causado daños irreparables", ha recalcado. Preguntado por si acepta pero no comparte la decisión de Fabra, ha dicho: "acepto la decisión de Fabra".

Blasco ha afirmado al respecto que "cada imputación tiene que tener un trato singular y, por lo tanto, se tiene que valorar en función de lo que resulte de cada uno de estos casos". También ha dicho que "un partido político está en el derecho y la obligación de abrir expedientes de información con una circunstancia que nos haga dudar de su honorabilidad o actuación legal". Pero, "una cosa es un informe interno" y otra cosa es "tomar decisiones que no tienen marcha atrás". "Mucha prudencia con estas cosas", ha recalcado.

Por otro lado, Rafael Blasco ha aludido a su responsabilidad en el asunto de las ayudas a la cooperación y ha delimitado su ámbito competencial en este caso. Concretamente, ha dicho primero que le corresponde "velar por que los expedientes se tramitaran de acuerdo con la ley, que se cumpliera escrupulosamente la normativa vigente y me hiciera responsable de las personas que estaban bajo mi dirección". En ese ámbito, ha defendido que la actuación ha sido "impecable". Fuera de estas responsabilidades quedan los funcionarios de la Conselleria, ha indicado.

ámbito de responsabilidades

Inquirido así por el cuadro de dirección de la Conselleria del que se hace responsable, Blasco ha afirmado que Felip y Catalá son "honorables, no han cometido irregularidad y son dos excelentes profesionales, de los más brillantes de la Comunitat. Lo que ya no estoy tan seguro es si alguien fuera de este ámbito ha podido cometer alguna cosa", ha comentado.

Preguntado por si incluye al exjefe del área de Cooperación Marc Llinares dentro de su ámbito competencial, Blasco ha dicho que Llinares es un funcionario, "un buen funcionario". Pero "no tengo que responder por él. Yo soy responsable político de la Conselleria, no administrativo", ha insistido.

En cuanto al alcance de su responsabilidad en la Conselleria, Blasco ha declarado que es responsable de la "magnífica política de solidaridad que ha sido ejemplar en todo el mundo"; de las "felicitaciones recibidas por la ONU y todo el mundo que trabaja en la cooperación" así como responsable también por "haber tenido la mejor etapa de cooperación" de la Comunitat. Así, ha subrayado que lo que estaba bajo su responsabilidad "se ha hecho todo, no bien, sino excepcionalmente bien, impecable".

El exconseller ha defendido así su actuación al frente del departamento de Solidaridad y Ciudadanía y ha destacado que "no hay ninguna línea de investigación, ni imputación" que le afecte. Además, ha dicho que las auditorías como la del Síndic de Comptes "avalan" las acciones de la Conselleria y que la Fiscalía le exoneró de cualquier responsabilidad en este caso.

TAURONI

Por otro lado, a preguntas de los medios por su relación con el empresario César Augusto Tauroni, responsable de la fundación Hemisferio y que se encuentra en prisión por esta causa, Blasco ha explicado que lo conoce de su pueblo natal, Alzira (Valencia), igual que conoce a su familia y a otras personas, ha apuntado. Si de aquí alguien puede interpretar "privilegios" es que es una "mala persona", ha dicho y el que "lo haga circular" también es "mala persona".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento